Juegos con mensajes ocultos incitan a la violencia de sus usuarios

“Hay más de 300 juegos de influencia satánica que difunden las ciencias ocultas”, dice el apologista y doctor en Filosofía de la Religión, Alex Belmonte. Según explica Belmonte, autor del e-book: “Desvelando Estrategias Satánicas – Medios de comunicación y juegos”, dice que existen elementos tales como espadas de fuego, poderes sobrenaturales, duendes, demonios, guerreros, amuletos, símbolos cristianos que acaban invadiendo la vida espiritual del usuario.

Para el estudioso, los efectos de estos productos pueden ser físicos, con síntomas tales como aumento de la presión arterial, cansancio, dolor de cabeza, visual, anorexia, psicológico y espiritual.

Según el teólogo, los juegos violentos conducen a la imitación. “Con el tiempo, el niño comienza a entender los rasgos de la personalidad de los personajes. Esto sucede a través de la esfera psicológica y espiritual”, enfatiza.

Él explica que la falta de afecto, de educación y valores religiosos dejan al niños expuesto a las ideas y los componentes relacionados con el ocultismo. Así que los juegos electrónicos tienen una estrategia para manejar mental y espiritualmente, por lo que son capaces de promover la agresividad, la frialdad emocional, la pasividad y la adicción.

“Los efectos de los videojuegos puede causar que la gente joven se distancie de los valores morales e influya en ellos para cometer prácticas inhumanas”, concluye.

Les mencionamos tres juegos que contienen elementos ocultos y satanismo:Diablo, Doom 2: Hell (Infierno). Respecto al juego diablo el día 23 de mayo de este año, Russell Shirley, de 32 años de edad, falleció a causa de un infarto de miocardio en una sesión ininterrumpida de Diablo III, que duró aproximadamente tres días. Desgraciadamente, esta no es la primera vez que sucede una muerte causada por la adicción a los videojuegos.

Comentarios de Facebook

Comentarios

Publicar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.