Echaba a este mendigo todos los días hasta que vio lo que las cámaras captaron (Vídeo Reflexión)

Juzgar a las personas por su apariencia física se ha vuelto muy común en nuestra sociedad. En este video, un mendigo harapiento y hambriento duerme cada día en la puerta de un negocio. El dueño lo echa cada mañana con un método diferente, casi siempre con brutalidad y muy enojado. Hasta que un día el mendigo desaparece y el dueño de la tienda se sorprende e investiga la razón de su ausencia.

Finalmente, sed todos de un mismo sentir, compasivos, amándoos fraternalmente, misericordiosos, amigables.” 1 Pedro 3:8

Comentarios de Facebook

Comentarios

Publicar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.