PERÚ.- Un grupo de policías cristianos salieron a las calles de la ciudad de Tumbes, para predicar el Evangelio y distribuir tratados evangelísticos a los transeúntes.

Los agentes vestidos con su uniforme reglamentario, compartían la Palabra de Diospor diversas calles de la ciudad norteña de Tumbes, llevando la Biblia en la mano y repartiendo folletos con mensajes bíblicos.

“Dios bendiga a nuestro Presidente, a nuestros generales del Perú, porque yo tengo fe de que toda la Policía será alcanzada por el poder de Dios, Cristo viene”, dijo uno de los predicadores.

Los policía cristianos se detenían para saludar a los pobladores y les entregaban material evangelístico. Ellos dejaron notar su desacuerdo con el matrimonio entre personas del mismo sexo y el aborto. Proclamaban que en Cristo hay Salvación.

Fuente