Piloto ateo se burlaba de Dios, hasta que se quedó sin combustible en una tormenta de nieve

EEUU.- Mark Rose fundador de Génesis Alive y auto del libro “Last of the Long Hunters”, totalmente alejado de Dios, un día mientras volaba en su avioneta se quedó sin combustible y tuvo una experiencia sobrenatual con Dios.

Fue criado en los años  setenta, totalmente alejado de la iglesia y no tenía espacio para Dios, en su vida hasta que se quedó sin combustible en una tormenta de Alaska, a kilómetros de su destino.

“Yo me burlaba de Dios”, dice Mark Rose, fundador de Génesis Alive, y el autor de “Last of the Long Hunters”, una historia de los pilotos que vuelan en el Ártico de Alaska.

Rose aprendió a volar a los 16 años y a los 22 años se había convertido en un piloto de avioneta que ayudó a cuidar de una flota de helicópteros que trabajó en el oleoducto de Alaska. “La medida de mi ego era 101%”, admite.

Un día el llevo algunos cazadores a la parte superior de un gran río en el Ártico. Pero en su vuelo de regreso, llevando un pasajero, varias cosas salieron mal. En primer lugar, las manadas de caribúes se  habían mudado, cubriendo su primera y segunda opción de aterrizaje. Entonces él comenzó a correr con poco combustible, y llamó con antelación para un chequeo del clima en el pequeño aeropuerto cerca de Kotzebue, en la península de Baldwin.

“Venga , el clima está bien”, el operador del servicio de vuelo de la FAA le dijo.

Él se arriesgó a pensar que su combustible resistiría, pero entonces las condiciones climáticascambiaron dramáticamente. “Me encontré con una tormenta de nieve en la noche, y no podía ver el terreno, así que tuve que seguir la cinta gris de río abajo” expresó y revisando las imágenes previas del satélite entendió que el hombre le había dado un mal consejo.

“Todas mis opciones se evaporaban más rápido de lo que podía volar. “

Rose tenía varios amigos, compañeros pilotos, que perecieron en condiciones de vuelo similares. Tiene que haber una forma de salir, pensó. No quiero morir a los 22. No experimentaré el matrimonio

Él había estado volando a la deriva durante 30 minutos. Luego, el motor comenzó a fallar.”Yo esperaba en silencio tener que chocar con algo por la noche. “

Su mente se volvió hacia su última opción, Dios. Rose nunca había orado  antes, pero en su desesperación, se levantó una oración silenciosa “Dios si tu existes, necesito tu ayuda ahora”

Entonces una voz que era tan claro como el cristal le habló. “Hijo, has dicho lo correcto”. Después de escuchar la voz, Rose también experimentó la sensación de “un foco de luz” que se encendió en su mente.

Inmediatamente después de su oración, el avión salió de la tormenta de nieve! “Delante de mí había las hermosas luces de Kotzebue – que bien podría haber sido la luz del cielo “, recuerda.

Sólo había un problema – él todavía tuvo que volar otras 20 millas sobre Kotzebue Sound, una amplia extensión de agua salada al norte del Mar de Bering.

“Ese fue un soplo titular”, dice. Cuando aterrizó con seguridad en el aeropuerto de Kotzebue, su visión del mundo humanista se derrumbó. Era algo inexplicable que su avión recorriera una distancia tal sin combustible.

Rose cree que Dios le añadió una hora de combustible a sus tanques para salvar su vida.”Cuando yo aterricé era un joven diferente. Yo no era un cristiano, pero ya era un creyente en Dios.”

Pensó en su abuela, la única cristiana en su familia. Así que la abuela tenía razón, Dios existe, pensó.

Rose comenzó a salir con una mujer cristiana que lo retó a leer la Biblia por primera vez. Al leer las páginas de la Escritura, sucedió algo sorprendente. “Me enamoré del Dios de la Biblia, su sensatez, su perdón, su justicia”, relata.

Pero su corazón obstinado aún no estaba listo para creer que Jesús era su Salvador y Señor.

Luego tuvo otro roce con la muerte en un helicóptero que se estrelló, que aplastó por completoel asiento donde él estaba.

Casi al mismo tiempo, se perdió un vuelo con algunos de los contratistas principales del oleoducto de Alaska debido a un conflicto de programación. Poco después de que el avión despegó, se estrelló, matando a todos a bordo.

Más tarde, en un vuelo a Fairbanks en un avión de Bush, comenzó a reflexionar sobre su vida.No estoy contento. Todo esto no está funcionando, admitió desde su interior.

Todo lo que leo en la Biblia o es mentira o es verdad. Es todo o nada. De la lectura de la Biblia Entiendo Dios es mi creador. Si Jesús puede levantar a alguien de entre los muertos yperdonar mis pecados, eso es exactamente lo que Dios tiene para mí.

En ese momento, Rose entregó su vida a Jesucristo. “Cuando aterricé en Fairbanks era un joven diferente, una vez más. “

impactoevangelistico.net

Comentarios de Facebook

Comentarios

Publicar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.