El pastor Ezequiel Molina Rosario calificó recientemente a los  que se definen como nuevos apóstoles  como “máquinas de hacer dinero, que explotan la fe de los creyentes” y sus cultos “lugares de explotación y pillaje.

Molina Rosario, presidente del ministerio La Batalla de la Fe, hizo el  comentario  al sentir preocupación que  por los movimientos surgidos en los últimos tiempos que amenazan la gente de mucha gente y tienden a confundirla.

Al hablar en el programa Tomando de la Fuente de Radio Ven, expresó que esos nuevos apóstoles llevan una vida de  opulencia, son soberbios y su culto es a la grandeza y a la vanidad.

“Esos asumen una  nueva revelación, administran las iglesias como empresas y sus  líderes son gerentes para producir dinero. El apóstol se distingue por su opulencia, basada en la extorsión y la estafa a los creyentes sean en sus templos, la radio o la televisión,” puntualizó.

Molina Rosario decidió enfocar el tema por las tantas preguntas y quejas de creyentes que se las manifiestan personalmente y por los medios de comunicación.

En su objeción a esos  ministerios, destacó que en los momentos de las ofrendas mueven las emociones para que se siembren bienes, carros, casas porque hay que dar  con sacrificios para que lluevan las bendiciones.

“Son máquinas de hacer dinero, explotadores de la fe de los creyentes, lugares de extorsión  y de pillaje. Son ciertos apóstoles característicos de los  tiempos finales.”

Para Molina Rosario, la iglesia se ha sostenido siempre de lo que dan los cristianos de acuerdo a su corazón, pero esa forma de ofrendar excitando a los hermanos “no es bíblica, es un comercio.”

Subrayó que él no tiene nada contra los apóstoles porque al fin y al cabo predican, sin embargo rechaza sus acciones que califica de comercio porque para el hombre y la mujer de Dios, “la obra depende de Dios”.

Fuente