Hombre se convierte a Cristo y su padre musulmán le quita a sus hijos

Un hombre llamado Beniam y su esposa dejaron el Islám para abrazar la fe cristiana, esto le costó que el padre de Beniam les robe a sus hijos alejandolos de los “infieles”, informa Baptist Press.

Cuando el abuelo vio que Beniam les enseñaba a sus hijos de la Biblia, tomó la decisión de alejarlos de sus padres y cortar toda relación con su hijo.

“Cuando te mueras”, dijo el padre musulmán a su hijo cristiano, “yo no iré a su funeral. Ya no eres mi hijo. Estás muerto para mí.”

“Mi padre vio a mi hijo leer mi Biblia, y le preguntó qué era”, dijo Beniam, quien es un seguidor de Cristo que vive en una zona de mayoría musulmana de la región del Cuerno de África. “Mi hijo le dijo que era mi Biblia, y mi padre se enojó mucho.”

El abuelo dijo que no permitirá a sus nietos que sean criados por un infiel. Beniam no ha visto ninguno de sus hijos en varios meses.

A pesar que tiene a sus hijos lejos, Beniam todavía piensa que todo el mundo debe tener una copia de la Biblia.

“Yo sé cual es la verdad, y una vez que sabes lo que es verdadero, no puedes volver atrás. [Mi esposa y yo] hemos decidido recorrer el camino de Jesús, y nosotros no vamos a volver, incluso si nuestra familia nos dice que volvamos al Islám”, dijo. “A pesar de que se han llevado a mis hijos, y aunque han dicho que estoy muerto para ellos, todavía estoy hablando a la gente acerca de la salvación en Jesús. Todavía estoy repartiendo Biblias para aquellos que quieren conocer la verdad.”

vía acontecercristiano.net

Beniam dijo que Jesús es el camino de la salvación, diferente a cualquiera de los profetas.

“Todos los caminos de los otros profetas son el camino del mundo y no lleva a ninguna parte. Sólo el camino de Jesús conduce a Dios“, dijo. “Jesús nació del Espíritu de Dios – las cosas que hizo, nadie más lo hizo Él sanó a la gente, los levantó de los muertos.”.

En su amor, Él extendió su mano a los indignos para amarlos, dijo Beniam.
Muchos otros también han creído y ahora se reúnen en su casa para estudiar las enseñanzas de la Biblia una noche por semana.”Siempre que tenemos una pregunta, abrimos la Biblia y encontramos la respuesta”, dijo Beniam.

Extraña a sus hijos, pero ora por sus almas, para que encuentren la verdad de Jesús. Y continúa compartiendo el Evangelio con los demás.

Comentarios de Facebook

Comentarios

Publicar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.