En Corea del Norte, fue tomada por sorpresa con 10 mil Biblias las cuales fueron enviadas al país donde más sufren persecución los cristianos y donde es prohibida cualquier libertad de religión. Los protagonistas de tal hazaña de evangelización es el ministerio cristiano International Christian Concern (ICC), con sede en Estados Unidos, que realiza un amplio trabajo de sensibilización, seguimiento y apoyo a las comunidades cristianas perseguidas en el mundo.

En un informe reciente sobre las actividades del 2011, la International Christian Concern (ICC) informó el haber pensado en la utilización de globos inflables para superar una de las fronteras más militarizadas en el mundo y hacer llegar las Biblias a las comunidades clandestinas de Corea del Norte. Y decidió utilizar la misma estrategia de otra organización cristiana, quien desde Corea del Sur ha enviado entre 50 y 60 lanzamientos de globos al año y el año pasado envió 1,4 millones de volantes y 45.000 Biblias al estado comunista.

“Es uno de los países más cerrados, en donde las persecuciones son terribles. La Iglesia lucha para compartir el Evangelio; actos de culto o la posesión de una Biblia pueden ser castigados con penas de prisión en campos de concentración”, dice el informe.

Las Biblias se han lanzado en cajas de mil ejemplares, y cada uno va atado a globos inflables, que explotan, a diferentes intervalos de tiempo. Sin embargo, otras Biblias, son confiscadas por el ejército y terminan en el mercado negro dentro el país, dirigido por los mismos militares.

Así que debido al pequeño número de copias en circulación, las Biblias tienen gran valor también económico. Incluso este canal “es una forma de difundir la Palabra de Dios”, dice la ICC. De acuerdo con las estimaciones actuales, en Corea del Norte hay alrededor de 400 mil cristianos. La International Christian Concern (ICC) también difundió más de 100 mil Biblias en China.

fuente diarioberea