La Asociación de Estadísticos de América para Organismos Religiosos (ASARB por sus siglas en inglés) dio a conocer los resultados del censo sobre religión que realizan cada decenio. Éstos muestran un aumento notable en el número de mormones y musulmanes, un modesto aumento en el número de pentecostales y un descenso en el número de católicos y evangélicos tradicionales. 

La comunidad musulmana fue la que tuvo una mayor tasa de crecimiento entre los cinco principales grupos religiosos estudiados. Su número aumentó en un 66,7 por ciento en el censo de 2010 comparado con las cifras del año 2000.

La iglesia de los Santos de los Últimos Días tuvo también un crecimiento notable, con un aumento de un 45,5 por ciento, que iba seguido por los evangélicos ( protestantes “no históricos” o pentecosyales) con un ascenso discreto pero positivo de 1,7 por ciento.

El número de católicos disminuyó en un cinco por ciento y el número de evangélicos de denominaciones tradicionales se redujo un 12,8 por ciento. 

En la actualidad en conjunto, las iglesias no denominacionales e independientes pueden por sí solas ser consideradas el tercer mayor grupo religioso en el país, con 12,2 millones de seguidores en 35.500 congregaciones. Sólo la Iglesia Católica en su conjunto, y la Convención Bautista del Sur (uno de los grandes grupos evangélicos) son más grandes . según el informe. En cuanto a la comunidad religiosa con un crecimiento más rápido, corresponde a la iglesia evangélica de Lakewood en Houston (Texas), que en la actualidad es la iglesia más grande de Estados Unidos con decenas de miles de miembros.

Tanto los pentecostales como los mormones tuvieron su mayor crecimiento en las nueve áreas metropolitanas más pobladas. En estas áreas, habitadas por más de 5 millones de personas, los evangélicos aumentaron su número en un 12,3 por ciento y los mormones un 66,9 por ciento. Los musulmanes, por el contrario, crecieron a un ritmo más rápido fuera de las áreas metropolitanas más importantes.

vía AcontecerCristiano.net