El candidato presidencial republicano Donald Trump está poniendo a cabo un plan para proteger a los pastores del Servicio de Impuestos Internos (IRS, por sus siglas en inglés).

Este jueves, el mandatario se dirigió a cientos de líderes religiosos en una conferencia de pastores en Orlando, Florida. Él dijo que el gobierno ha estado tratando de impedir la influencia de los cristianos en el sistema político desde hace años.

“Los cristianos han sido silenciados como un niño”, Trump dijo a su audiencia. Él dijo que eso es particularmente un problema con la administración Obama.

Su discurso abarcó las pruebas actuales a la que los cristianos se han enfrentado en las últimas semanas y en los últimos años en el país, en lo que respecta a la libertad de expresión – según él, las limitaciones han venido principalmente de la Casa Blanca.

¿Su solución? Derogar la Enmienda Johnson.

La legislación de 1954 creada por el entonces senador Lyndon B. Johnson limita la libertad de expresión de los pastores, esencialmente amenazando con quitarle a la iglesia el estatus de exención de impuestos sin fines de lucro para apoyar u oponerse a un candidato político.

“Consiguen absolutamente éxito con el 501 (c) (3), que es el estado de exención de impuestos, que es un tremendo éxito. Es un golpe demoledor, y realmente los mantiene en silencio”, Trump dijo a su audiencia el jueves por la tarde.

“La libertad de expresión está siendo quitada de las personas que dicen cosas buenas y no tan malas. Y si puedo hacer eso, haría algo grande por la religión, eso es tan importante para mí”, dijo.

Trump sabe que este es un punto importante para llevar a los cristianos de los bancos de las iglesias a las urnas.

“Las palabras que dije hoy en día son tan importantes. Me siento honrado por la ovación que me dieron. Creo que va a ser un gran logro si podemos conseguir que se haga, y sé que podemos lograr que eso suceda”, dijo Trump a CBN News.

“Si podemos ser elegidos, por eso digo que el 8 de noviembre, cada uno tiene que salir y votar, porque hace cuatro años los evangélicos no llegaron a votar. Los cristianos no votaron”, dijo.

El magnate de los negocios está tratando de cambiar eso, asistiendo a eventos como la conferencia de pastores el jueves – y mostrando un lado más blando, más humilde.

El discurso de aceptación del Comité Nacional Republicano (RNC, por sus siglas en inglés), fue un momento muy entrañable para Trump, quien ha agradecido a los evangélicos por su apoyo. Sin embargo, él ha dicho,” no necesariamente siempre lo merezco. El mandatario explica por qué dice eso.

“Bueno, porque creo que no soy perfecto, y porque creo que soy menos perfecto que algunas personas”, respondió. “Pero tengo ciertas habilidades que son buenas, como ser capaz de hacer las cosas, y yo creo que seré capaz de hacer cosas que serán realmente grandes para los evangélicos y otros, y ellos lo entenderán”.

Pero algunos están dispuestos a mirar más allá de eso. De hecho, muchos evangélicos creen que Trump ha sido elegido “para un momento como este”.

Sin embargo, Trump rehuyó a la idea de que se trata de un llamado divino.

“Bueno, ya he oído de otros, y lo he escuchado de los pastores. Usted sabe que yo realmente no quiero ni pensar en ello, porque es una carga demasiado grande”, dijo a CBN News.

“Pero puedo decir esto, que si yo puedo hacer lo que yo diga que puedo hacer -y no sólo estoy hablando con los militares y la construcción de ésta misma y la seguridad, porque nuestro país está en mal estado en tantas maneras- estoy hablando de que podemos hacer que se escuchen las voces de la gente grandiosa, los pastores, los ministros, los sacerdotes, los rabinos y los religiosos. Creo que eso sería algo que me haría sentir muy orgulloso”, dijo.

Un llamado divino o no, Trump dice que él es amigo de los cristianos.

“Ellos creen tanto en la libertad religiosa como yo”, dijo Trump a los pastores. “Sin libertad religiosa, usted no tiene la libertad”.

Y eso es exactamente lo que los evangélicos quieren oír. Pero Trump todavía tiene que trabajar más. La mayoría de estos pastores que asistieron a la conferencia están con Trump, pero admiten que él no era su primera opción.

“No sabemos lo que vamos a obtener de Donald Trump, pero sí sabemos lo que vamos a obtener de Hillary Clinton”, dijo un pastor.

Mientras que la conferencia de los pastores fue un paso en la dirección correcta para Trump, sólo el tiempo dirá si se traduce en las encuestas.

Fuente