Puerto Rico cuenta con una Biblia netamente puertorriqueña

Recientemente salió a la luz pública una Biblia traducida y producida en Puerto Rico por el guayamés José Álvarez Rivera. El traductor dedicó 30 años de su vida a estudiar los textos arameos, hebreos y griegos para producir lo que podría considerarse la primera versión boricua de las Santas Escrituras.

El documento, titulado  Las Sagradas Escrituras, Versión Israelita Nazarena (VIN), cuenta con más de 1,300 páginas y contiene unos 2,000 cambios que van desde el uso de los nombres hebreos, hasta traducciones que contradicen dogmas del  cristianismo.

Esta versión contradice preceptos medulares del cristianismo. Por ejemplo, descarta la existencia de la Santísima Trinidad  (Dios es padre, Hijo y Espíritu Santo). También plantea que deben retomarse leyes de Dios o mandamientos que se han dejado de cumplir, como guardar reposo los sábados y no ingerir ciertas carnes.

Otra diferencia es el cambio que hace en Mateo 11:13, que en la versión Reina Valera de 1960 lee: “Porque todos los profetas y la ley profetizaron hasta Juan”, pero en la VIN indica: “Porque todos los Profetas y la Torah profetizaron acerca de Yojanán (Juan)”. Esto supone que sigue habiendo profetas.

Según reconoció Álvarez Rivera, las diferencias teológicas de su versión son más marcadas cuando se le compara con la Reina Valera, usada principalmente por el protestantismo. “La Reina Valera se basa en manuscritos griegos del siglo XII y XIV, que han sufrido montones de cambios a través de los siglos, mientras que nuestra versión –y otras también– se basa en manuscritos del siglo IV, que son más fidedignos”, dijo.

“A través de mis estudios en la iglesia Adventista, donde empecé, la Biblia que usaba era la Reina Valera y me di cuenta de que no hay pocos errores de traducción, graves en algunos casos, y otros no tan graves. Y pensé que debía hacerse una versión de la Biblia que corrigiera esos errores”, rememoró.

Según narró, por 15 años militó en la iglesia Adventista y en la década de 1960 obtuvo un bachillerato en Teología del Colegio de las Antillas, donde también estudió español y griego por dos años. En los años 70 conoció el Movimiento Asamblea de Yahweh en Estados Unidos, y se convirtió al yahwismo, definido por él como una teología ecléctica que adora a Yahweh (Dios en hebreo), una especie de mezcla entre cristianismo y judaísmo.

“No somos cristianos, no somos judíos, pero adoramos a Yahweh, el Dios de los cristianos y de los judíos”, explicó.

Entre las distinciones de este movimiento figura el que no cree en la Santísima Trinidad. Para ellos Jesús es un ser divino, pero no es Dios. Según dogmas cristianos  Dios, Jesucristo y el Espíritu Santo son una misma persona.

Los yahwistas tampoco creen en que se va al cielo o al infierno. “Creemos  que el reino del Mesías cuando vuelva es la Tierra”, agregó Álvarez Rivera. “Nuestra formación ha sido principalmente judía en el sentido de la teología, porque en la práctica (los ritos) no”, aclaró.

La publicación de la Biblia boricua, que salió al mercado hace poco más de dos meses, fue hecha posible mediante fondos privados de un pequeño  grupo de personas entre las que se encuentra el pastor yahwista  Euclides “Junior” Rivera, cofundador  de  la corporación Candelero de Luz, Inc., convertida en su casa editora.

Aunque no quiso ofrecer el costo total de la primera tirada de 12,393 ejemplares, Rivera aseguró que no compensaría el trabajo de 30 años de Álvarez Rivera. Adelantó que ya está a la venta en comunidades mesiánicas de Naguabo, Isabela y Cupey, en tiendas en Caguas y Aguada, y estará en los almacenes Costco a fines de febrero. Cuesta $30 al por mayor y $50 al detal.

A pesar de los cambios que su trabajo propone a dogmas religiosos,  Álvarez Rivera aseguró que su prioridad no ha sido promover religión alguna.

“Para mí lo más importante es la historia y la cultura hebrea, restaurar hasta donde sea posible los elementos fundamentales y los valores de la cultura hebrea antigua”, recalcó.

Fyente: El Nuevo Día

Comentarios de Facebook

Comentarios

Publicar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.