Según cifras del Consejo Dominicano de Unidad Evangélica (CODUE), unos de 6 mil evangélicos salieron a las calles para marchar por la familia tradicional en República Dominicana.

Los creyentes con pancartas en mano que decían: “Amamos al pecador, y rechazamos el pecado” y “Familia a toda prueba, Génesis 6:18”, entre otros mensajes bíblicos; se movilizaron por las calles dominicanas con un solo sentir, defender los valores familiares.

Dominicanos-marchan_LGRecorrieron desde el Parque Enriquillo hasta el Fuerte de la Concepción, donde el presidente del CODUE, Fidel Lorenzo Merán, y otros pastores, hicieron un llamado a todos los sectores de la vida nacional a unirse a los esfuerzos que realiza la comunidad evangélica por los valores de la familia.

Merán indicó que decidieron realizar esta movilización debido a que los valores de la familia están siendo amenazados como nunca antes visto.

“En esta marcha en la que estuvieron los principales líderes evangélicos de la nación, es el inicio de una serie de acciones puntuales, para alertar a la nación sobre influencias foráneas que amenazan nuestros valores”.

Mientras Javier Paulino en un manifiesto leído en el acto, expresó que la sociedad dominicana está consciente de que como nación tiene un fundamento cristiano cuya columna principal es la familia tradicional.

El pastor Javier Paulino, expresó que la sociedad dominicana está consciente de que como nación tiene un fundamento cristiano cuya columna principal es la familia tradicional.

“En República Dominicana, el pueblo de Dios vive una generación de providencialistas, hombres y mujeres que sirven a Dios y representan un muro de contención moral que impide que el libertinaje erradique la verdadera libertad”, dijo.

Señaló que el pueblo dominicano no quiere el establecimiento de ninguna agenda impulsada por ninguna nación extranjera promovida directamente por el embajador de los Estados Unidos que atentan contra la familia dominicana.

Los defensores de la familia tradicional se encuentran disconformes con las iniciativas legítimas del matrimonio homosexual que supuestamente promueve el embajador de los Estados Unidos en Dominicana, James Brewuster, quien vive en Santo Domingo con su esposo, Bob Satawake.

Fuente MundoCristiano