El 31 de octubre se celebra en todo el mundo por los evangélicos el día de la Reforma Protestante. En 1517, un día antes de la fiesta católica de “Todos los Santos”, el monje agustino Martín Lutero clavó sus 95 tesis en público, en la puerta de la catedral de Wittenberg (Alemania). Su apelación fue un cambio en las prácticas de la Iglesia Católica, de ahí el nombre de “Reforma”.

La iniciativa ha tenido un impacto en toda Europa, los reinos divididos, suscitó protestas y muertes. Y cambió para siempre la Iglesia. Para algunos, Lutero destruyó la unidad de lo que se considera “la” iglesia, fue un monje renegado que sólo querían destruir los fundamentos de la vida monástica. Para otros, es un gran héroe, que restauró la predicación pura del Evangelio de Jesús y de la Biblia , el reformador de una iglesia corrupta.

El hecho es que cambió el curso de la historia al desafiar el poder del papado y el imperio, y permitió que la gente tenía acceso a la Biblia en su propio idioma. La doctrina principal de Lutero contra el pago de las penitencias e indulgencias a los líderes religiosos. Hizo hincapié en que la salvación es por gracia, no por obras.

Se dice que muchas cosas han cambiado en ese monje hasta ahora sumisos al Papa cuando, en 1515, Lutero comenzó a dar conferencias sobre la Epístola a los Romanos. Mediante el estudio de las Escrituras encontramos con el primer capítulo de Romanos, decretó que “el justo vivirá por la fe”.Despliegue antes de él lo que se conoce como la “justificación por la fe”, es decir, la justificación del pecador delante de Dios no es un esfuerzo personal, sino un don dado a aquellos que creen en la obra de Cristo en la cruz.

El movimiento encabezado por Lutero tuvo lugar durante uno de los períodos más revolucionarios de la historia (el paso de la Edad Media al Renacimiento) y muestra como las creencias de un hombre puede cambiar el mundo.

La controversia con el tiempo, según los historiadores, más que Lutero previsto o imaginado. Pero al atacar a la venta de indulgencias por parte de la iglesia, así oponerse a la utilidad obtenida por gente mucho más poderosos que él. Según Lutero, era cierto que el Papa tenía poder para tomar las almas en el purgatorio, debe utilizar ese poder, no por razones egoístas, como la necesidad de recaudar fondos para construir una iglesia, sino simplemente por amor, y lo haría de forma gratuita. La idolatría de los santos fue también uno de los principales puntos de desacuerdo con los líderes católicos.

La mayoría de los historiadores coinciden en que Lutero hubiera tratado de presentar sus argumentos ante el Papa y algunos amigos de otras universidades. Sin embargo, las tesis colocados en la puerta de Wittenberg Catedral y los argumentos teológicos muchos impresos y distribuidos por él en los próximos meses, con el tiempo se extiende por Europa, lo que le hace ser llamado al Vaticano para retractarse ante el Papa. Desde entonces, abiertamente entró en conflicto con la Iglesia Católica.

Finalmente excomulgado en 1520 por el Papa León X. Se alegó que incurrió en la “herejía notoria”.Debido a estos hechos, la muerte de Lutero temeroso, fue desterrado en el castillo de Wartburg, cerca de un año. Durante este período trabajó en su traducción de la Biblia al alemán, lo que resulta en la impresión del Nuevo Testamento, en septiembre de 1522.

Sobre el legado de Lutero, el famoso predicador Charles Spurgeon escribió:

“Lutero aprendió a ser independiente de todos los hombres, como él mismo lanzó en su Dios! Tenía todo el mundo en contra de él y todavía vivía felizmente.

Si el Papa excomulgó, quemó la bula de excomunión! Si el emperador le amenazó, se alegró de que se acordó de las palabras del Señor: “Los reyes de la tierra, se sentó, y los gobernantes de los países juntos. El que mora en los cielos se reirá “(Salmo 2).

Cuando le dijeron: “¿Dónde vas a encontrar bajo el elector no le protege?”. Él dijo: “Bajo el amplio escudo de Dios.” Lutero no podía estar quieto. Tenía que escribir y hablar! Y oh, habló con la confianza de que! Aborrecido dudas acerca de Dios y las Escrituras! “

Para algunos aspectos de la religión católica, los protestantes son herejes. Para otros, “hermanos separados”. El movimiento se originó por Lutero llegó a ser conocido como el protestantismo y sus seguidores como “protestantes”. El término no es común en Brasil, donde se prefiere el uso de “evangélico”.