Los Boy Scouts de América (BSA) ponen fin a la prohibición de que adultos homosexuales sean líderes de sus grupos. Ante esto, iglesias y ministerios que patrocinan agrupaciones de esta asociación, rechazan la decisión.

“Esta resolución permitirá a organizaciones autorizadas que seleccionen líderes adultos sin distinción de orientación sexual”, dijo el grupo en un comunicado difundido por todo Estados Unidos.

“Este cambio también respetaría el derecho de las organizaciones religiosas autorizadas a seguir eligiendo los líderes adultos cuyas creencias son consistentes con las suyas”, agrega.

Los líderes de los BSA, también dijeron que la organización “rechaza cualquier interferencia o condena de las diversas creencias de organizaciones autorizadas en materia de matrimonio, la familia y la sexualidad”, destacando su compromiso con la concesión de excepciones para los exploradores patrocinados por la Iglesia.

Por su parte, el presidente del Seminario Evangélico del Sur y editor ejecutivo de The Christian Post, Richard Land, respaldó la política que permite excepciones para unidades patrocinadas religiosamente.

Además, Land dijo que le preocupa las situaciones comprometedoras a las que se vayan a enfrentar los niños exploradores tras esta decisión.

“Lo mejor es evitar la tentación”, dice Land.

El Consejo Nacional Ejecutivo de la organización planea ratificar la resolución el próximo 27 de julio La medida permite que las unidades individuales de Scouts establezcan su propia política sobre el tema.

Desde hace dos años los BSA hicieron una votación para dar fin a esta negativa, además de permitir a los menores que se reconocieran abiertamente como homosexuales.

La membrecía de los Boy Scouts ha estado en declive durante casi una década. Pero en 2013 tras anunciar sus deseos de aceptar líderes gays, tuvo una caída más pronunciada el año siguiente, según muestran los registros del grupo.

Fuente