Hacer fotos con nuestro celular o tablet se ha vuelto hoy en día una costumbre. Hace unos años atrás esto era imposible si no teníamos una cámara disponible, hoy nuestros smartphones o teléfonos inteligentes hacen fotos increíbles de una forma muy rápida y compartirlas inmediatamente en nuestras redes sociales.

Hoy, vamos a darte consejos para editar de una forma sencilla y rápida las fotografías hechas con tu smartphone. De esta manera, editaras tus fotos en muy poco tiempo.


Juega con el balance de blancos

El balance de blancos es uno de los grandes olvidados en la fotografía móvil, pero es importantísimo. Con Google Photos puedes editar que la foto sea más fría o más cálida. Esto es muy importante, ya que la temperatura de la fotografía es la que le da presencia, y puedes transmitir sensaciones muy distintas según el balance que le des.

Prueba distintas combinaciones, por lo general, las fotografías de día suelen quedar bien en tonos cálidos, y las nocturnas en tonos fríos, aunque no hay una ley universal establecida.


Prueba varios filtros

El editor de Google Photos tiene varios filtros que mejoran nuestras fotografías. puedes configurar la cantidad de filtro que aplicas, ya que a veces, aplicar el filtro completo queda demasiado artificial, y regular la cantidad puede darle el toque perfecto a la fotografía final.

Ve probando varios looks, con una pulsación larga  sobre la foto podrás ver el antes y el después, para así saber cómo van los cambios que estás realizando en tu fotografía.


Usa la rotación rápida

En muchas ocasiones, poner la fotografía de lado o del revés puede quedar mucho mejor de lo que piensas. En los ajustes de Google Photos para Android puedes rotar la foto en todos los ángulos posibles, así que no dudes en ir probando hasta que des con una posición que te resulte adecuada para tu fotografía.

Si estás editando en Google Photos web, puedes usar el comando Shitf + R para rotar la fotografía. Como puedes ver, es un tip bastante sencillo cuyos resultados te sorprenderán.

 


Usa la saturación, con moderación

En algunas ocasiones, las cámaras de nuestros teléfonos ofrecen unos colores demasiado neutrales. Esto no tiene por qué ser malo, ya que suele ser lo más cercano a la realidad, pero las fotografías con colores vivos llaman mucho más la atención, así que jugar con la saturación puede ser una grandísima opción a la hora de editar.

Como bien sabrás, al dar más saturación estás potenciando los colores que hay en la fotografía. Con Google Photos puedes ajustar la saturación de forma bastante selectiva, así que no dudes en ir probando diferentes combinaciones para descubrir cuál es el punto perfecto de color.


Usa Google Photos Web

Si tienes sincronizado tu Google Photos, las fotos que realices con el móvil las tendrás disponibles en el ordenador. Este es bastante más cómodo para editar, además hay un pequeño truco que va a ayudarte. En el sitio web de Google Photos, pulsa Ctrl + C para copiar una edición previa y Ctrl + V para pegarla.

Si estás editando un gran número de fotos de el mismo estilo, esto puede venirte genial, ya que aplicarás el mismo ajuste a todas las fotografía. Esta es una función muy utilizada en Adobe Lightroom a la hora de editar en masa, así que no la pierdas de vista.


Guarda tu edición y sigue editando

Muchas apps para Android no dejan seguir editando después de exportar la fotografía, pero este no es el caso de Google Photos. Dándole al menú en la aplicación, puedes guardar una copia de la edición que acabas de hacer, y volver a editar esa fotografía desde cero para darle otro look. Como puedes ver, Google Photos te facilita bastante la vida a la hora de editar, por lo que no necesitas usar otro editor más complejo.

 

Con estos sencillos trucos para editar tus fotos podrás empezar a aprovechar el verdadero potencial de la cámara de tu teléfono.

Descarga la App para: Android

Descarga la App para: iOs

Google Fotos Web

FUENTE