Jóvenes, ustedes pueden vencer en modos prácticos, el deseo de salir en pareja. Primero: Confíen en el Señor Jesucristo y por su gracia confíen en sus padres. Los padres de familia no tienen que ser perfectos a fin de que Dios los use para ayudarles…