Un niño de 12 años estaba en la playa y desapareció en el agua por 20 minutos, los doctores pensaron que era muy tarde y que iba a quedar vegetal, pero sus familiares y amigos oraron a Dios por un milagro…