Apple suele renovar sus equipos de tapadillo y con su familia iMac no ha querido hacer una excepción. Eso sí, en esta ocasión no se trata de una actualización propiamente dicha sino del lanzamiento de un nuevo equipo más económico.