Según todas las cuentas, soy una mujer ordinaria de edad media, no muy distinta a millones tal como yo.  A lo largo de mi vida he tenido mi porción de empleos (y uso el vocablo “empleo” porque en realidad no puedo decir que alguna vez…