La prestigiosa revista americana “In Health” ha elaborado una lista en las que clasifica las drogas más y menos comunes según su potencial de adicción. Se han evaluado dos factores: la facilidad con la que la gente se vuelve adicta y lo que cuesta dejarla.