Por este medio quiero agradecer primeramente a Dios por ser la inspiración de este proyecto a los colaboradores que prestaron su talento para ser parte de esta visión que hoy pasa a ser un sueño hecho realidad