Conocemos la historia de Abraham, cuando fue a un monte y estuvo por sacrificar a su hijo porque Dios se lo pidió. Éste es un claro ejemplo de cómo Dios desea saber qué estarías dispuesto a dar o dejar por amor a Él. Para nosotros…