REFLEXIÓN: Tus pensamientos tienen poder

“El Señor, que me libró de las garras del león y del oso, también me librará del poder de ese filisteo. Anda, pues dijo Saúl, y que el Señor te acompañe.” 1 Samuel 17:37.

“Con tu apoyo me lanzaré contra un ejército; contigo, Dios mío, podré asaltar murallas.” Salmos 18:29 (NVI)

“El Señor es mi ayudador; no temeré Lo que me pueda hacer el hombre.” Hebreos 13:6.

Estas son expresiones de personas que estaban enfrentando situaciones complicadas en sus vidas, pero que no permitieron que la preocupación se apodere de ellos y sea dueña de sus vidas.

¿Sabías que tus pensamientos controlan tu vida? La Biblia dice:

“Porque cual es su pensamiento en su corazón, tal es él.” Proverbios 23:7.

En otra parte de las escrituras se nos dice que cuidemos nuestros pensamientos porque ellos controlan nuestra vida.

El objetivo del diablo es controlar y dirigir tu mente, al hacerlo, logrará que tu actitud frente a tus circunstancias sea negativa. Por lo tanto, no podrás lidiar con las dificultades y hasta las situaciones más insignificantes te resultarán insoportables.

Pensarás que nada tiene solución e imaginarás cosas negativas que te pueden llevar a empeorar tu situación. Por otro lado, creerás que es en vano el esfuerzo que haces y que lo mejor es dejar de luchar. Sin duda, un pensamiento negativo te llevará al fracaso.

Ten presente lo siguiente: Tus pensamientos tienen poder sobre tu vida y son capaces de crear o destruir, de dar solución o empeorar las cosas. Por eso es importante que protejas tu manera de pensar y ver las cosas.

Pregúntate: ¿Cómo son mis pensamientos? ¿Pienso de manera positiva o negativa cuando tengo dificultades?

Puede que tus pensamientos sean negativos frente a tus problemas y veas que cada situación que se presenta es un tropiezo para ti.  Deja que el Espíritu de Dios renueve tus pensamientos y las actitudes que tienes.

“No imiten las conductas ni las costumbres de este mundo, más bien dejen que Dios los transforme en personas nuevas al cambiarles la manera de pensar. Entonces aprenderán a conocer la voluntad de Dios para ustedes, la cual es buena, agradable y perfecta.” Romanos 12:2.

Aunque las cosas estén mal en tu entorno, no te rindas ni te quedes con los brazos cruzados, no dejes que tus pensamientos negativos te detengan y lleven a actuar de manera equivocada. Debes seguir luchando y darle gracias a Dios en todo momento, recuerda que Jesús dijo que no sería fácil vivir en el mundo, pero como hijos de Dios debemos ser fuertes y permanecer firmes hasta que Él venga.

Si piensas y crees que Dios puede ayudarte con tu situación, ten por seguro que así será.

CVCLAVOZ

Comentarios de Facebook

Comentarios

Publicar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.