En la reciente edición de la revista Marie Claire trae una entrevista donde Katy Perry admite, por primera vez, que no se identifica más con el cristianismo. “No creo en el cielo o el infierno, ni en un anciano sentado en un trono. Yo creo en un poder superior, algo más grande que yo”.

Agregó: “Yo no soy budista, no soy hindú, no soy cristiana, pero todavía siento que tengo una profunda conexión con Dios es por eso que oro todo el tiempo. Para tener un buen autocontrol, para continuar humilde… decir ‘gracias’ a veces es mejor que pedir cosas”.

Hija de pastores evangélicos, nunca ha negado sus origines. En la película biográfica “Part of Me”, dice: “El ambiente donde crecí era 100% cristiano. Empecé a cantar en la iglesia, nunca hice otra cosa”.

Aunque sus padres, Keith y Mary Hudson, quienes son pastores evangélicos, ya habían criticado varias veces a su famosa hija, ella dijo a la revista Marie Claire: “La gente no entiende que tengo una buena relación con mis padres… No hay ningún juicio. No están de acuerdo necesariamente con todo lo que hago, pero yo no necesariamente estoy de acuerdo con todo lo que ellos hacen. Todavía oran por mí “.

Fuennte: AcontecerCristiano.Net