La epidemia de ébola está teniendo consecuencias que van más allá del propio efecto directo de la enfermedad. A la restricción de tránsito en algunos países se ha sumado el retraso y aún la cancelación de programas que diversas ONG tienen en marcha en las regiones afectadas por el virus.

Es el caso de  Naves de Esperanza (Mercy Ships)  el cual se mantiene fondeado en el puerto de Tenerife para labores de mantenimiento, y donde probablemente permanecerá durante los próximos meses, al retrasarse su viaje planificado para finales de agosto a Benín.

Según informó esta semana, el barco médico tenía planificado viajar al puerto de Cotonou para realizar un servicio de diez meses. Sin embargo, la amenaza del ébola en Nigeria – con unos pocos casos registrados los últimos días -, país fronterizo, ha llevado a la organización a cancelar su viaje.

Anteriormente, en abril, Naves de Esperanza canceló su viaje a Guinea, con el brote de ébola como una amenaza palpable. El barco “no está equipado para tratar epidemias víricas”, explicó el presidente de la entidad Don Stephens.

“África sigue siendo nuestra prioridad, pero la seguridad de la tripulación marca cada decisión”, explica Stephens. “Pedimos que oren por nosotros al considerar todas las opciones teniendo en cuenta los riesgos, incluyendo asimismo el servicio a otras naciones no afectadas”. El barco cuenta con una tripulación de unas 400 personas, entre las que se encuentran unos 60 niños.

Desde la llegada de Naves de Esperanza en 1991 a Togo, 23 años de servicio se han centrado en África.

CRÍTICAS DE MSF A OMS
Una de las organizaciones que continúa en el terreno para combatir al virus es Médicos Sin Fronteras, cuyo director de operaciones, Brice de la Vigne, ha criticado la inacción de la Organización Mundial de la Salud. “Es prácticamente cerca de cero” lo que ha aportado al OMS, denuncia la ONG médica.

El presidente de MSF-España, José Antonio Bastos, ha asegurado que el brote del virus del ébola ha llegado a “tal nivel de pánico y de descontrol en una zona amplia” del continente africano que los equipos de la ONG tienen constancia de casos de muertes por ébola que no han sido registradas.

Bastos ha afirmado que este brote de ébola, que en la actualidad afecta a Guinea, Libera, Sierra Leona y Nigeria, está “especialmente fuera de control en Sierra Leona, mientras que en Liberia es donde hay más casos y una dispersión mayor. En Guinea Conakry parece que ya empieza a estar controlado”.

SE POSPONE CONFERENCIA EVANGÉLICOS DE ÁFRICA
Las consecuencias del ébola se dejan ver en los programas de las entidades evangélicas. La Asociación de Evangélicos en África (AEA), entidad asociada a la Alianza Evangélica Mundial, ha comunicado su decisión de posponer su Asamblea General, la cual estaba planeada para los días 23 al 27 de noviembre en la ciudad Accra, en Ghana.

“Viajar por la región es complicado en estas circunstancias”, explica en un comunicado la AEA.“Debemos mantenernos en solidaridad, oración y ayuno por nuestros hermanos”,dice la Asociación, que informará en el futuro sobre la fecha definitiva del encuentro, retrasado hasta principios de 2015.

Fuente: protestantedigital