La cristiana y colaboradora en el ministerio del pastor Saeed Abedini, Nasim Naghash Zargaran, ha sido liberada temporalmente de una prisión iraní tras pagar una fianza.

nasim cristiana liberada

Abedini dijo en sus redes sociales: “Ella consiguió un tiempo para estar fuera de la cárcel, pero todavía hay una alta posibilidad de que tenga que volver tras una semana o así. Creo que lo permitieron para que se apague la noticia”.

“Ella fue al hospital para recibir tratamiento después de su liberación temporal y la reconocieron y no le brindaron tratamiento. Su cuñada es médica y ahora está en su casa para ayudarla a empezar a comer”, escribió el pastor ex preso.

Zargaran, de 36 años, fue detenida en enero de 2013 por su participación en un ministerio de plantación de iglesias en Irán y su conexión con Abedini. Ella está cumpliendo una pena de prisión de cuatro años por “amenazar la seguridad nacional” tras la plantación de iglesias, la misma carga por la que Abedini fue condenado a ocho años de cárcel.

Zargaran fue una de las primeras personas que se convirtió al cristianismo después de reunirse con Abedini y fue uno de los principales líderes de la iglesia del pastor iraní-estadounidense.

El viernes, Zargaran comenzó una huelga de hambre para protestar por la denegación de tratamiento médico. Abedini dijo a Baptist Press que Zargaran sufre de diabetes, dolores severos, y una condición cardíaca conocida como defecto septal auricular. Ella comenzó su huelga después de que un fiscal le negó en varias ocasiones el permiso para ser trasladada a un hospital cercano y recibir tratamiento.

“Ella esta sólo a un paso de la muerte, y su castigo es sólo por ayudarme a mí”, Abedini a Baptist Press.

Abedini dice que se enteró por la hermana de Zaragan, Naeemeh, que los funcionarios de prisiones iraníes la llevaron al hospital durante su huelga de hambre porque ella parecía estar en estado de coma, pero rápidamente la llevaron de vuelta a la cárcel contra los deseos del médico.

“(Naaemeh) me dijo que cuando fue a un hospital tuvo la oportunidad de tomar algunas fotos. Ella estaba como en estado de coma por lo que pensó que su hermana estaba muerta por primera vez cuando la vio”, dijo Abedini a Baptist Press. “Los médicos dijeron que debía quedarse en el hospital pero la policía la llevó de vuelta a la cárcel”.

El pastor Abedini pide oración por la situación que atraviesa Zargaran.

FUENTE