Blogs Vida – De adentro hacia fuera

Nuestra vida es como una moneda, solemos tener dos caras. Tenemos dos áreas; la exterior y la interior. La exterior es lo que somos ante la gente, es nuestra reputación ante los demás. Mientras que el interior, eso que nadie ve…. refleja nuestra reputación ante Dios.

Tenemos que prestar más atención a lo que sucede interiormente. Los pensamientos, las actitudes, los motivos y los deseos, todas estas cosas son importantes para Dios. La persona interior es la verdadera.

Nosotros decidimos que cosas albergar en nuestro interior, es solo cuestión deecibir o desechar esos malos pensamientos.

La biblia nos aconseja en Filipenses 4:8  “Todo lo que es verdadero, todo lo digno, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo honorable, si hay alguna virtud o algo que merece elogio, en esto piensa”.

Comentarios de Facebook

Comentarios

Publicar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.