Más de 100 líderes cristianos de diferentes orígenes y diferentes estados se reunieron el lunes en la Casa Blanca, para celebrar la resurrección de Jesucristo.

El reverendo Samuel Rodríguez, presidente de la Conferencia Nacional de Líderes Hispanos Cristianos, fue animado por la concurrencia.

barack“Creo que es increíble que la nación más poderosa del planeta y probablemente el edificio más importante en términos políticos en el mundo, estemos teniendo un momento en el que no sólo estamos reconociendo, sino celebrando la resurrección de Jesucristo como Señor y Salvador”, dijo Rodríguez.

Es una tradición iniciada por el presidente Barack Obama hace cuatro años. Este año, sin embargo, comenzó con un reconocimiento de la muerte.

El presidente estadounidense rindió homenaje a tres víctimas del tiroteo mortal del domingo en un centro judío y casa de retiro en Kansas, un crimen cometido en la víspera de la Pascua.

“Tenemos que seguir viniendo juntos a través de las religiones para combatir la ignorancia y la intolerancia, incluido el antisemitismo que puede llevar al odio y a la violencia”, advirtió Obama.

“Así que, esta semana de la Pascua, por supuesto reconocemos que hay una gran cantidad de dolor y una gran cantidad de pecado y mucha tragedia en este mundo, pero también estamos abrumados por la gracia de un Dios maravilloso”, dijo.

Las declaraciones del presidente se centraron en su reciente encuentro con el papa Francisco en el Vaticano e incluyeron una lectura dada a él por el pontífice.

“La resurrección de Cristo”, escribe, “no es un hecho del pasado. Contiene un poder vital que ha impregnado este mundo. ‘Y añade: “Jesús no se levantó en vano. Que nunca nos quedemos al margen de esta marcha de esperanza viva,’ ” Obama compartió las palabras del pontífice.

“El cristianismo en América, desafortunadamente, se sabe, especialmente que el cristianismo evangélico u ortodoxo son creyentes de la Biblia, por lo que las personas se oponen, y eso es una lástima, porque el cristianismo es más sobre el amor y la gracia y de la salvación y la redención”, dijo Rodríguez.

“Y ese es el mensaje que sale del Vaticano con el Papa, que el presidente acaba de afirmarse en este desayuno de oración Pascua”, agregó.

Aun así, el presidente dice que, como regla, se trata de no predicar a los predicadores.

“Señor, llena mi boca con cosas que valgan la pena y me codees cuando ya he dicho lo suficiente”, dijo, dibujando risas en la multitud.

 Fuente: MundoCristiano.tv