Reflexión – Oración Victoriosa

La oración a solas es importante en la vida de los que buscan a Dios. Y Dios busca personas que estén dispuestas a buscarle no solo en público o acompañados sino también ‘a solas…’. En el sermón del monte Jesús dijo: Mas tú, cuando ores, entra en tu aposento, y cerrada la puerta, ora a tu Padre que está en secreto; y tu Padre que ve en lo secreto te recompensará en público. (Mateo 6:6.)

Esas palabras de Jesús, más que una simple recomendación ó consejo son un importante mandamiento. A veces estamos muy dispuestos a orar en grupo de forma pública y congregacional, no tenemos problemas en orar junto con otro cristiano que nos pida tal cosa, pero la oración a solas se nos hace muy difícil. ?Porqué será? Creo que la oración a solas es la más importante de todas las oraciones que un Cristiano pueda hacer. Los momentos a solas con Dios tienen un gran impacto en la vida del creyente. Existen ciertas cosas que hacen del orar a solas un acto de importancia especial.
Después de estar solo, Jesús subió al monte. Esto es importante en nuestra vida. El monte representa la presencia de Dios. En la carta a los Hebreos se nos dice que los creyentes en Cristo tenemos acceso directo a la presencia de Dios, al monte de Sion en los cielos. “Si no que os habéis acercado al monte de Sion, a la ciudad del Dios vivo, Jerusalén la celestial…”( Hebreos 12:2)

Ya la Sion no es terrenal sino celestial. Usted puede “subir al monte” donde quiera que se encuentre. En su tiempo libre de almuerzo, en su cuarto en la noche, en una esquina de su casa en la madrugada o en el patio de su casa. No importa donde usted se encuentre y donde escoja estar a solas con Dios, allí usted podrá “subir al monte de Sion”. El asunto no es donde usted se encuentra sino que ‘suba al monte’, una vez allí… “ore aparte”.

Comentarios de Facebook

Comentarios

Publicar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*