REFLEXIÓN: No dejes de ser justo

Proverbios 4.18-19 PDT: “El camino de los justos es como la luz del amanecer, que cada vez brilla más hasta que se hace de día. En cambio, el camino de los perversos es como las tinieblas; no saben con qué tropiezan”

Los justos buscan hacer lo que es correcto delante de Dios y de los hombres, no importa dónde se encuentren, sus palabras y acciones son como una luz que alumbra en un lugar oscuro, marcan la diferencia al poner en práctica lo que aprendieron en sus hogares y lo que les enseñó el Señor mediante su palabra.

Cuando un justo realiza alguna actividad tiene la bendición de lo alto pero muchas veces las personas perversas querrán opacar esa luz tratando de sumergir a esa persona en la oscura corriente de la incertidumbre con murmuraciones, amenazas y mentiras; pero no toman en cuenta lo que enseña la palabra:

Dios pagará a cada uno según lo que haya hecho.”(Romanos 2.6 PDT)

Si una persona hace mal a su prójimo se encuentra ante algo inevitable, que Dios le dará conforme a lo que haya hecho; si hizo mal, muchos males le esperarán pero si hizo lo correcto y bueno las bendiciones no faltarán y llegarán en el tiempo preciso.

Tal vez en este día te encuentres acorralado por personas que buscan tu mal, pero recuerda que Dios es tu defensor, quien cuida tus pasos y no te abandonará nunca aunque un ejército de personas perversas te rodeen, Él estará a tu lado, guardando tu vida, tu corazón y tu alma.

Por Carlos E. Encinas

Comentarios de Facebook

Comentarios

Publicar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.