Reflexion – Lo que debes saber antes de compartir información en Facebook

Desde la llegada de las redes sociales y, sobre todo, la explosión en el uso de Facebook,  una de las mayores preocupaciones de los usuarios ha sido la protección de los datos personales y la privacidad.

Atendiendo a esta cuestión, la revista Consumer Reports elaboró recientemente un reportaje en el que analizaba los problemas que los usuarios encuentran y los riesgos a los que uno se expone cuando no configura adecuadamente los criterios de privacidad, que determinan qué tipo de información es visible y quién puede acceder a la misma.

 Una de las claves de negocio en Facebook es la acumulación de datos personales, información que se distribuye de forma rápida y amplia y puede tener un gran valor comercial.  Los usuarios suelen agradecer a la red social que sea capaz de encontrar, por ejemplo, a todos los compañeros de clase del instituto, pero ¿qué sucede cuando se comparte una información más sensible y ésta cae en manos equivocadas?

Desde Consumer Reports explican que han preguntado a personal responsable de Facebook, expertos en seguridad, abogados y usuarios, entre otros, para evaluar los riesgos de “compartir” información en la red social.

 RIESGOS DE COMPARTIR DEMASIADO
La primera conclusión extraída es que  hay personas que comparten “demasiada información”.  Algunos dicen cuándo irán de vacaciones (y por lo tanto, cuándo su casa estará vacía), o dan un “Me gusta” en una página sobre tratamientos de salud, información que podría ser usada por un asegurador.

Esta realidad va acompañada de la poca atención que los usuarios dan a la configuración de privacidad:  casi un 30% de los usuarios dejan su perfil de acceso público,  lo que permite que cualquiera – y no sólo “amigos” – se enteren de quién somos, qué hacemos o qué compartimos.

Por otra parte,  hay características propias de la red social que favorecen la rápida difusión de un mensaje antes que la restricción del mismo.  Por ejemplo, al compartir un artículo, cualquier amigo puede volver a compartirlo y, siguiendo esta cadena, hacer que un mensaje llegue más allá de lo que pudiéramos haber planeado.

Así, son cada vez más los usuarios que están lidiando con algún problema relacionado con la información compartida en Facebook. De acuerdo al estudio citado por Consumer Report,  un 11% de los hogares estadounidenses ha tenido algún problema de “privacidad” el último año en la red social.  Aunque lo cierto es que la mayoría de estos problemas serían resueltos con la simple configuración correcta de qué queremos compartir y con quién.

 FALSEAR EL PERFIL
Algunas personas, ante el “riesgo” de contar demasiado de uno mismo, deciden poner datos incorrectos en esta red social. Una residencia inventada, una edad falsa, o un nombre ficticio son algunos de los “trucos” que emplean  cerca de un 25% de los usuarios para evitar dar tanta información personal.

 El falseo lo usan mucho los niños para poder acceder a la red con un perfil propio, ya que la red impide el registro a menores de 14 años.  El problema es que los niños pueden comportarse de forma ingenua en la red. A este fenómeno están muy atentas las autoridades judiciales que han detectado el crecimiento de usuarios pederastas en la red.

La unidad de Delitos contra Menores de Pennsylvania recientemente levantó cargos criminales contra William Ainsworth, de 53 años, por utilizar identidades falsas en Facebook para atraer a cientos de jovencitas, desde los 11 años, cuyos perfiles revelaban que eran vulnerables debido a los problemas que tenían en casa o en la escuela. Se presume que Ainsworth pedía fotos de desnudos a algunas y acordaba encuentros sexuales. Pero él se ha declarado inocente de todo.

Los investigadores entrevistaron a más de 30 niñas: casi todas dijeron que  usaban Facebook con poco o ningún conocimiento de sus padres  cuando se comunicaban con el depredador. La mayoría utilizaba dispositivos móviles, lo que dificultaba la acción de un supervisor.

En un estudio reciente publicado por la Universidad de Illinois en Chicago,  más del 80% de padres señaló que no sabían si su hijo menor de edad tenía una cuenta en Facebook.  El estudio dio a entender que sería mejor tener una estricta norma de privacidad para adultos y niños que tener dos, ya que con estas dos políticas es posible que los niños pretendan tener más edad de la que tienen.

De momento, Facebook no parece tener intención de exigir una especie de supervisión paterna para aceptar el registro de menores. Por eso, se recomienda a los padres que estén atentos al uso de sus hijos y que les pidan que les agreguen, o al menos que se aseguren de que conozcan realmente a sus “amigos” y que seleccionen solo a sus “amigos” como audiencia para todas las publicaciones de su muro.

 FORMAS DE PROTEGERSE
Seguramente la mejor forma de protegerse en Facebook u otras redes sociales es prestar atención y controlarlo que uno está compartiendo . Otros consejos son:

 Verifique regularmente como otros lo ven.  Cada mes, verifique la forma en que otras personas ven su página y revise los ajustes de privacidad, de ser necesario.

 Proteja su información básica.  Seleccione la audiencia que podrá ver los datos de su perfil, como su ciudad o su empleador. Y recuerde: Compartir información con los “amigos de amigos” podría exponer esta información a decenas de miles de personas.

 Conozca lo que no puede proteger.  Su nombre e imagen de perfil son públicos. Si desea proteger su identidad, no use una foto o utilice una que no muestre su rostro.

 Personalice la privacidad de su muro.  Seleccione solo a sus amigos como la audiencia para todas las publicaciones anteriores de su muro.

 Desactive la sugerencia de etiquetado.  Si prefiere que Facebook no reconozca automáticamente su rostro en las fotos, desactive esta opción en los ajustes de privacidad. La información se eliminará.

 Bloquee las aplicaciones y sitios web que fisgonean.  A menos que usted interceda, sus amigos podrán compartir su información personal por medio de las aplicaciones. Para bloquear esta opción, use los controles para limitar la información que las aplicaciones pueden ver.

 Oculte publicaciones de su muro a sus amigos.  No tiene que compartir todas las publicaciones de su muro con todos sus amigos. También puede evitar que ciertas personas vean datos específicos de su perfil.

 Cuando todo lo demás falle, desactívela.  Cuando desactiva su cuenta, Facebook retiene la información de su perfil, pero la cuenta se vuelve temporalmente inaccesible. Eliminar una cuenta, por el contrario, la hace inaccesible para siempre.

Comentarios de Facebook

Comentarios

Publicar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.