(Reflexión) El Secreto

Al escuchar la palabra “secreto” se despierta en nosotros un interés especial por ese secreto y queremos conocer de qué se trata. Es así que aparecen preguntas como: ¿Cuál es el secreto del éxito? O ¿cuál será el secreto de la felicidad?.

Déjame decirte que yo tengo un secreto fabuloso para empezar el día, y es estar en el secreto de Dios. ¿Qué significa esto? No es jugar a las escondidas con Dios, ni contarle secretitos de otros sino que es estar un tiempo, a primera hora de la mañana, con Él.

“Por la mañana, Señor, escuchas mi clamor; por la mañana te presento mis ruegos, y quedo a la espera de tu respuesta” Salmo 5:3

Es tener una cita prioritaria y privada a primera hora así como estamos… con pijamas, despeinados pero a punto de empezar nuestro día porque cuando pongo a Dios primero en mi agenda antes que cualquier otra actividad, estoy segura que estaré de primera en su agenda celestial.

¿Sabías que mientras estamos en el secreto de Dios podemos enviar besos de adoración al cielo? ¿No me crees? Si lo dudas, lee conmigo este pasaje: “y he sido seducido en lo secreto de mi corazón a lanzarles besos de adoración” Job 31:27 NTV

Nada más cierto pues sí, hemos sido seducidos por su amor y eso hace que podamos ser cariñosos con Dios… ¿Cómo no querer expresarle amor a alguien tan maravilloso como Dios? Él nos atrae con sus lazos de amor a una cita celestial cada mañana… y al pensar en ello se me viene a la mente esta pregunta: ¿Qué tan ocupados podemos estar que pasamos semanas y hasta meses sin hablarle?

A veces nos despertamos y lo primero que hacemos es ir al baño, cepillarnos los dientes, ducharnos, prepararnos el desayuno, revisar los pendientes pero no tenemos un tiempo para El… Te pregunto: ¿cuántas mañanas lo has dejado esperando por un Buenos Días, Dios?

En el secreto podemos hablarle de nuestro corazón a aquél que conoce todo de nosotros pues sabe lo que necesitamos antes de pronunciar palabra alguna, Él extraña oír nuestra voz en los cielos. Y está tocando tu corazón mientras lees este artículo para hacer una pausa en la eternidad y escuchar a su hijo… a su hija… que regresa a su secreto.

Él te dice este día: “Pero si ellos hubieran estado en mi secreto, habrían hecho oír mis palabras a mi pueblo, y lo habrían hecho volver de su mal camino, y de la maldad de sus obras” Jeremías 23:22 RVR60

Hoy es el tiempo de volver al secreto del que te fuiste, regresa a ser cautivado por su amor, regresa a los tiempos de cerrar la puerta de tu habitación para tener intimidad con Dios… solos tú y Él como al principio.

Cosas buenas te suceden cuando estás en su secreto.

¿Quieres conocer alguna de ellas? Aquí te menciono unas cuantas…
1. Te conviertes en el conocedor de sus secretos: “Pídeme y te daré a conocer secretos sorprendentes que no conoces acerca de lo que está por venir” Jeremías 33:3 NTV
¿A cuántos de nosotros no nos gustaría saber las cosas que nos van a suceder en el día? Eso solo lo revela Dios a los que están en su secreto.

2. Estas escondido y protegido: “Escóndeme del consejo secreto de los malignos, de la conspiración de los que hacen iniquidad” Salmos 64:2 RVR60
Puede que te quieran tender trampas o puede que gente mala a tu alrededor maquine para hacerte caer, que hable mal de ti pero si tú estás en el secreto de Dios… estás escondido en Él y ellos caerán en su propia trampa (Salmo 31:20)

3. Te haces sabio pues Dios es tu maestro: “… Y en lo secreto me has hecho comprender sabiduría” Salmos 51:6b RVR60
Tengo miles de motivos para estar en su secreto, muchos ejemplos pero no hay nada mejor que leer la Biblia y pasar los primeros minutos de tu día siendo enseñado por el mismo Dios…

Te animo a tomar una determinación el día de hoy… Sí, vuelve a su secreto, vuelve a su presencia. Solo allí encontrarás lo que tanta falta te hace y una vez que estés allí, que nada te separe de Él.

Por Wenddy Neciosup
email: wen.neciosup@gmail.com
Blog: www.wenddys.blogspot.com

Comentarios de Facebook

Comentarios

Publicar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*