REFLEXIÓN: El precio de la amistad

“En todo tiempo ama el amigo, Y es como un hermano en tiempo de angustia.” Proverbios 17:17 (RVR1960)

¿Alguna vez escuchaste decir a alguien “no tengo amigos” o “todos me fallan?

Cuando alguien no cumple las cualidades de lo que consideramos un buen amigo o directamente nos falla, tendemos poner cierta distancia con esa persona creyendo que es lo mejor.

Juan 15:13 dice: “Nadie muestra más amor que quien da la vida por su amigos.” No debemos esperar que aparezca el amigo perfecto cuando tenemos una relación personal con Jesús. De tal manera podremos mostrarles a los demás lo que significa ser un buen amigo. Recuerda que con nuestras actitudes y comportamientos debemos lograr que los demás vean a Jesús a través de nosotros.

Por  Cristhian Castillo 

Comentarios de Facebook

Comentarios

Publicar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.