(Reflexión) Desactivando las emociones negativas

Dios diseño nuestras mentes para que funcionen mejor cuando seguimos las instrucciones de la biblia.

¿Qué es emoción? Es un estado mental que nos produce un sentimiento de pasión, de agitación o excitación.

Hay emociones como el enojo, celos, rencor, amargura, ansiedad, temor, que despiertan en ti sentimientos que debilitan y consumen tus fuerzas, por el contrario, la paz, la alegría, la simpatía, el placer, la satisfacción, el amor, la fe, la seguridad, son emociones que nos dan fuerza y nos llena de entusiasmo y energía.

Administrar tus emociones es tu mayor desafío, y aprender a gestionar tus emociones de forma que trabajen a tu favor es denominado por aquellos que estudian la conducta humana como “inteligencia emocional”.

Fortalecer tu inteligencia emocional es tan importante como desarrollar tu inteligencia intelectual.

¿Porque será que algunos son excelentes estudiantes y pasan a trabajar para otros que no fueron tan sobresalientes en sus estudios?
Otros son excelentes estudiantes y empresarios pero son un fracaso en sus relaciones personales; se ha llegado a la conclusión que las personas exitosas son aquellas que pueden desarrollar un balance entre su inteligencia emocional y su inteligencia intelectual.

La inteligencia intelectual la aprendes en la escuela, te enseñan a pensar a reflexionar, sumar restar, conocer el significado de las palabras, utilizar la lógica, somos entrenados a dominar conocimientos de mucho valor, pero estos conocimientos no necesariamente nos garantizan calidad de vida, ni tampoco nos lleva a tener buenas relaciones con los demás, o mejor aún, a tener buenas relaciones con nosotros mismos, muchas veces nosotros mismos podemos transformarnos en nuestro peor enemigo.

San pablo le dice al joven pastor Timoteo “ten cuidado de ti mismo”, al parecer había personas que tenían en poco el ministerio de este joven, tal vez pensaban que era inmaduro para el puesto que ocupaba, o que carecía de las cualidades necesarias para desarrollar su ministerio, entonces Pablo le recomienda a Timoteo a seguir adelante, a seguir desarrollando con tranquilidad su ministerio, a estar motivado y a tener cuidado de sí mismo.
Que interesante que Pablo no se haya ocupado o dirigido con sus consejos a aquellas personas que menospreciaban al joven Pastor, no, el no perdió tiempo en cambiar las opiniones de los demás, sino que puso atención en la actitud que debía tener Timoteo Es como decir, parafraseando un poco el relato bíblico, “mira Timoteo no importa lo que digan de ti, o lo que acontezca a tu alrededor, lo que realmente importa es lo que sucede dentro de ti, ten cuidado, no permitas que tus pensamientos, tus emociones te saboteen interiormente y no te permitan alcanzar tus sueños.

Y en tu situación personal podríamos decir que no importa el problema sino como reaccionas ante el problema, como enfrentas las situaciones negativas.
Hay dos alternativas, comienzas a ser parte del problema cuando te rindes ante la dificultad o de lo contrario podes ser parte de la solución, cuando a pesar de la controversia, sigues luchando y desarrollas una estrategia inteligente para resolver la cuestión.

La inteligencia emocional no se aprende en la escuela, esta se adquiere a través de las experiencias vividas en nuestra familia, a través del ejemplo de nuestros padres, etc.

Muchas veces enfrentamos las adversidades y reaccionamos, a veces, inconscientemente y en forma rápida tal como lo hicieron ellos, esta reacción puede ser positiva o negativa, pero lo importante es lograr identificar las emociones negativas y aprender a desactivarlas. No hablo de “anular” sino de “desactivar”, porque no podemos anular de nuestra vida la ira, el temor, la duda, angustia, tristeza…ya que esas emociones expresadas en tiempo y lugar correctos nos ayudan a descargar nuestra ansiedad, en el caso del llanto, o ser más precavidos en el caso del temor, son emociones que Dios puso dentro nuestro y no se pueden anular, de lo contrario dejaríamos de ser humanos; pero cuando pasamos demasiado tiempo funcionando en ellas, puede llegar a ser perjudicial, y es entonces donde llega la hora de desactivarlas.

¿Cómo desactivamos las emociones negativas?

En primer lugar debemos entender que las emociones son activadas a través de un estado mental, cuando en la mente imaginamos situaciones, puede ocurrir que hasta seamos capaces de percibir cosas a través de nuestros sentidos, como olores, gustos, etc. Entonces lo primero que debemos hacer es poner atención a todo lo que estimula nuestra mente o nuestros pensamientos ¿Que entra en tu mente? “porque los pensamientos se convierten en actitudes, las actitudes se convierten en acciones, las acciones en hábitos, por tanto, la clave para controlar tu vida es controlar tu mente” como enseña romanos 12:2 “…cambien su manera de pensar para que así cambie su manera de vivir…”

La palabra arrepentimiento trae a nuestra mente todo tipo de imágenes desde un profeta del antiguo testamento vestido con pieles de animales y una larga barba, como también la figura de un predicador con voz potente hablando sobre el fuego y el azufre del infierno. Pero el arrepentimiento no es solo cuestión de religión, de profetas o predicadores, en realidad tiene muy poco que ver con esas cosas, el verdadero arrepentimiento es una cuestión de mente y corazón. “arrepentirse es experimentar un cambio de las percepciones, disposiciones y propósitos de la mente” es un cambio en la manera de ver las cosas, es un cambio en nuestra manera de pensar.
En el mundo de los negocios, se dice que no son los negocios o emprendimientos, los que no funcionan, sino que la falla está en la persona que dirige o gerencia dicha empresa.

Los cambios necesarios para que una empresa funcione, suelen ser cambios sencillos y en algunos casos pueden ponerse en marcha y comenzar a dar buenos resultados en forma inmediata, lo que no resulta sencillo y mucho menos rápido es el cambio de mentalidad, en el dueño o gerente de la empresa.

Cuantas cosas en tu vida, parecen no estar funcionando, tal vez hay áreas específicas que no están dando resultado, sea el matrimonio, tu empresa, tu vida emocional, la relación con tus seres queridos, y si algo no esta funcionando es necesario el arrepentimiento, un cambio de mentalidad, de enfoque, porque si seguís manteniendo el mismo patrón de pensamientos en tus áreas de fracaso, estarás haciendo y repitiendo una y otra vez lo mismo, luchando día tras día, resolviendo los mismos problemas pero permaneciendo siempre en el mismo lugar. Einstein dijo “no podemos solucionar un problema, teniendo la misma mentalidad que cuando creamos el problema”.

Para tener una vida saludable debemos tener pensamientos saludables. DIOS DISEÑO NUESTRAS MENTES PARA QUE FUNCIONEN MEJOR CUANDO SEGUIMOS LAS INSTRUCCIONES DE LA BIBLIA. Lamentablemente hay tanta información nociva y desordenada pasando por nuestra mente que nuestros pensamientos pueden estar nublados y distorsionados.

Al igual que el organismo necesita limpiarse de las toxinas que lo dañan e impiden su capacidad de funcionar, tu mente pudiera necesitar limpiarse de pensamientos e información negativa que te impiden vivir de manera óptima. Un cineasta hizo un experimento con su propio cuerpo, durante trintre días comió en restaurantes de comida rápida y documento en video los resultados.

Su ingestión diaria fue de 5000 calorías por día, es decir el doble de lo necesario para un hombre de sus características

– Aumento aproximadamente 12 kilos
– Aumento en un 7% la grasa corporal
– Su colesterol aumento 65 puntos

Necesito 2 meses para que el colesterol y el funcionamiento del hígado volvieran a lo normal y más de un año para bajar de peso.

Este experimento demostró que la calidad de la dieta de una persona, tiene un impacto directo en su salud. Lo que se cumple con tu cuerpo se cumple con tu mente. Así como este hombre agredió a su cuerpo consumiendo comida rápida, nosotros normalmente agredimos nuestras mentes con información inútil y hasta dañina, información que nubla nuestro entendimiento, información que a veces no entendemos o no nos damos cuenta pero que se aloja en nuestra mente diariamente a través de miles de fragmentos.

La calidad de nuestra ingestión intelectual tiene un impacto directo en la calidad de nuestra salud mental y emocional.

Limpia tu mente a través de actividades sanas como estar solo, tiempo al aire libre, conversar con amigos, mejor aún, conversar con Dios, podrías leer libros edificantes y de inspiración como por ej. La biblia, ya que tu vida funciona mejor cuando meditas y pones en práctica lo que en ella está escrito.

Ahora es el momento de aclarar tu mente liberándote de información toxica que te bombardea todos los días, y llenándote con lo que es bueno, positivo y apacible.

– Por Mario R. Serrano -> En Facebook

Comentarios de Facebook

Comentarios

Publicar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*