REFLEXIÓN – Cubre a tu FAMILIA con las mejores Ropas‏

Tenemos que cuidar la manera en la que tratamos a nuestra familia en público, para no afectar negativamente el poder de influencia que tenemos sobre ellos, y para procurar que estén receptivos a la palabra que Dios ha puesto en nosotros para ellos.

En Hechos 16, vemos que, cuando Lidia se bautiza, lo hace también toda su familia junto con ella. ¿Qué es lo que hace que esta mujer tenga tanta influencia sobre su hogar?

Lidia trabajaba haciendo vestidos de púrpura. Era costurera, se encargaba de cubrir, o vestir, a la gente, de hacerlos ver bien. La púrpura era una de las telas más valiosas. La ropa de Cristo estaba hecha de púrpura. No era cualquier tipo de cobertura, cualquier tipo de ropa, sino que era ropa fina.

Esta mujer tenía influencia sobre su casa, porque era la que se encargaba de vestir a su familia. Si tú quieres tener tal influencia sobre tu casa que estén prestos a escuchar las palabras que tú has oído y recibido, tienes que procurar vestirlos con las mejores ropas. No en sentido literal, sino en sentido figurado.

¿Qué es vestir a alguien de las mejores ropas? Cuidar de cómo se presentan al mundo.

Vestir a alguien con las mejores ropas es no andar por el mundo diciendo los problemas de la casa, no estar quejándose con la gente, no estar en chismes, no degradar a nadie. Una persona que viste a su familia con las mejores ropas se encarga de que las debilidades que ha visto en su casa, no salgan de su casa.

La razón por la que hay gente que no experimenta la salvación de su casa es porque han perdido el poder de influencia sobre su hogar. La influencia se pierde causando vergüenza y dolor con tus palabras, en vez de vestir con los mejores vestidos.

Tu manera de vivir viste a tu familia de honra o de deshonra. Tu manera de hacer negocios viste a tu familia de honra o de deshonra. Tu manera de enfrentar un error que hayas comentido, viste a tu familia de honra o de deshonra.

No se trata de que aceptes la conducta errónea de alguien como buena, sino que sepas que es en casa que se corrige, y no ante el mundo.

Otoniel Font

Comentarios de Facebook

Comentarios

Publicar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.