REFLEXIÓN – Búscate una Lea 3/3

Genesis 29:16 NTV “Labán tenía dos hijas. La mayor se llamaba Lea, y la menor se llamaba Raquel. 17 No había brillo en los ojos de Lea,[a] pero Raquel tenía una hermosa figura y una cara bonita. 18 Ya que Jacob estaba enamorado de Raquel,”

Este pasaje hace la descripción de las dos hijas de Labán, las cuales ambas terminaron siendo esposas de Jacob, de Raquel la menor se dice que era hermosa tanto así que Jacob queda deslumbrado cuando la ve, sin embargo de Lea la biblia solo dice que tenía hermosos ojos.

Años más tarde Jacob sin saberlo se casa con Lea, este queda decepcionado porque Lea, según él no representaba el trabajo de 7 años de su vida, así que decide trabajar otros 7 más por Raquel la que él amaba.

El fin de la historia relata el desprecio de Jacob hacia Lea, pero también muestra cómo  Lea se convierte en la persona que da a luz las promesas de Dios para Jacob y sus antepasados, mientras tanto del otro lado de la cama duerme Raquel quien es estéril y no le puede dar hijos a Jacob.

Resaltemos algunas cosas durante los siguientes 3 dias basados en este pasaje

¿Te enamoraste?

Jacob estaba enamorado de Raquel a un punto que dedica 14 años de sus vida trabajando por ser su esposo (Esta es la parte de la historia donde las mujeres suspiran y golpean su marido preguntándole por qué no puede ser como Jacob). 

Publicidad

Qué es eso tan fuerte que nos puede hacer trabajar incansablemente sin escatimar esfuerzos ni tiempo “EL AMOR” es la única fuerza que puede lograr eso y específicamente el amor de Dios.

Jacob lucha  por lo que ama, romántico, pero démosle un vistazo nuevamente a la que siempre está en la esquina “Lea”  se casa 7 años antes que Raquel con Jacob, sin embargo la amargura la embargaba ya que Jacob nuca demuestra cariño por ella a pesar de todo lo que esta hace por él, incluyendo darle los hijos de la promesa, tanto así que los primeros hijos de Lea reciben nombres basados en la frustración que esta tenía por el rechazo de sus esposo.

Pero Lea llega un momento que se da cuenta que de quien debe enamorarse es de Dios y llega un hijo a su vida el cual recibe un nombre en GRATITUD A DIOS. Es importante estar enamorado de lo que haces, del ministerio que tienes, pero debemos tener claro que esto jamás saciara nuestra sed, solo Jesús es esa agua de vida de la cual quien toma jamás volverá a tener sed.

Jacob, 14 años por lograr lo que amaba, casarse con Raquel, lo logro, pero más adelante Raquel, su amada, la que le había costado tanto sacrificios, LO VENDE POR UNA SIMPLES PLANTAS, el amor de Dios jamás te venderá, todo lo contrario, fuiste comprado por su amor.

Recuerda no importa cuán enamorado estés de una Raquel, Lea siempre será la Mayor 😉 

Para leer la 2da parte de esta reflexión da click acá 

Daury Nova

http://yosoydinamico.com/

NO OLVIDES COMENTAR Y COMPARTIR, SE DE BENDICIÓN PARA ALGUIEN MAS

Publicidad

Comentarios de Facebook

Comentarios

Publicar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*