REFLEXIÓN – Búscate una Lea 1 / 3

Genesis 29:16 NTV “Labán tenía dos hijas. La mayor se llamaba Lea, y la menor se llamaba Raquel. 17 No había brillo en los ojos de Lea,[a] pero Raquel tenía una hermosa figura y una cara bonita.18 Ya que Jacob estaba enamorado de Raquel,”

Este pasaje hace la descripción de las dos hijas de Labán, las cuales ambas terminaron siendo esposas de Jacob, de Raquel la menor se dice que era hermosa tanto así que Jacob queda deslumbrado cuando la ve, sin embargo de Lea la biblia solo dice que tenía hermosos ojos.

Años más tarde Jacob sin saberlo se casa con Lea, este queda decepcionado porque Lea, según él no representaba el trabajo de 7 años de su vida, así que decide trabajar otros 7 más por Raquel la que él amaba.

El fin de la historia relata el desprecio de Jacob hacia Lea, pero también muestra cómo  Lea se convierte en la persona que da a luz las promesas de Dios para Jacob y sus antepasados, mientras tanto del otro lado de la cama duerme Raquel quien es estéril y no le puede dar hijos a Jacob.

Publicidad

Resaltemos algunas cosas durante los siguientes 3 dias basados en este pasaje 

Tu verdadera oración 

Nuestra mente no es ignorante, sabemos lo que nos conviene y lo que queremos, estoy seguro que Jacob oro toda su vida por una mujer que fuera una ayuda idónea  y lo llevara a cumplir su propósito en la vida, Lea sin lugar a duda si estudiamos bien la historia, no solo por el hecho de darle hijos sino por muchas otras cosas es esa persona por la cual Jacob oro, sin embargo a la primera  oportunidad se enamora de una Raquel, que es hermosa por fuera pero no le ayudara a cumplir su propósito.

Así somos en el ministerio oramos por un ministerio fructífero, que sea conforme a la voluntad de Dios, que sintamos que estamos dando frutos, sin embargo a la primera oportunidad  nos buscamos algo que SIMPLEMENTE SE VE PERO NO DA FRUTOS, como ministros estamos enamorados de los programas de televisión, cruzadas multitudinarias, conciertos, pero al final (no en todos los caso) esto no nos da ningún fruto, vivimos tanto tiempo intentando sacarle fruto a eso que olvidamos lo que Dios ha puesto ya a nuestro lado y que te está dando frutos.

Entonces cuál es tu verdadera oración? si estas orando por una Lea que dé frutos, deja de enamorarte de la primera Raquel que veas en el camino.

Sin importar cuan atractiva resulte una Raquel, para  el Padre Lea  siempre será  LA MAYOR 😉

Si quieres leer la 2 da parte has click acá

Daury Nova

http://yosoydinamico.com/

NO OLVIDES COMENTAR Y COMPARTIR, SE DE BENDICIÓN PARA ALGUIEN MAS

Comentarios de Facebook

Comentarios

Publicar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*