¿Por que orar?

Creemos que Dios contesta la oración. Hemos experimentado el poder de la oración de fe en nuestras propias vidas. Es nuestra costumbre llevar a Dios todos nuestros asuntos: cada situación, cada carga, cada problema, cada necesidad, cada decisión, etc. y hemos visto la mano de Dios obrar cada día en lo fácil y en lo difícil, en lo importante y lo insignificante, en lo común y lo extraordinario, en lo que esperamos y en lo inesperado.

Cada intervención divina en nuestras vidas ha afirmado nuestra fe para seguir orando por todo y esperar con paciencia por aquellas peticiones que aún no han sido contestadas.

Creemos que todo tiene su tiempo y que la bendición viene cuando estamos preparados para recibirla; entendiendo que siempre el que bendice es más importante que la bendición misma y que recibamos ó no recibamos, nuestro Dios se merece toda gloria, toda honra y toda alabanza.

Mantegamos nuestra confianza en ese Dios Todopoderoso que no falla, que es Fiel y Verdadero, y que nos ama con amor eterno. El está siempre presto a honrar su Palabra.

“Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias.
Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento,
guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús.” Filipenses 4:6-7

Orando en todo tiempo
“Esta es la Victoria que ha vencido al mundo: Nuestra Fe”
1 Juan 5:4

Otra vez os digo, que si dos de vosotros se pusieren de acuerdo en la tierra acerca de cualquiera cosa que pidieren, les será hecho por mi Padre que está en los cielos. Mateo 18:19

Comentarios de Facebook

Comentarios

Publicar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*