Policías ecuatorianos son instruidos en el evangelio

Cientos de policías se comprometieron con la misión de ser hombres y mujeres de integridad dispuestos a fortalecer sus hogares y ser ejemplo ante la sociedad. Una misión que cuenta con la aprobación del mismo gobierno ecuatoriano.

La misión “Policías para Cristo” se basa en las enseñanzas del evangelio para inculcar un sentimiento de bienestar en la institución, la familia y la sociedad. Cientos de uniformados de la policía ecuatoriana forman parte de esta misión.

“Nuestros policías han tomado la decisión de ser mejores padres, mejores esposos, mejores familias, mejores hombres para la sociedad”, comenta Patricio FrancoComandante General.

Grupos de uniformados de diferentes unidades policiales, son convocados a formar parte de la misión. En Quito, 300 policías y personal civil firmaron la resolución incluida en la película “Reto de Valientes” y se comprometieron a ser hombres y mujeres de principios íntegros, dispuestos a fortalecer sus hogares y servir a la comunidad.

“Claro está bien que sigan el servicio a Cristo, eso nos gustaría a todo el mundo”, comenta un ciudadano.

En esta ceremonia se invitó a los ecuatorianos a reflexionar sobre el trabajo que realiza la policía como institución y el rol que desempeñan como jefes de hogar. El acto contó con la presencia de Kevin Downes actor del filme “Reto de valientes”.

“Estoy seguro que estos 300 hombres van hacer cosas maravillosas con millones de personas”, afirma el pastor Fernando Bedón.

Un servicio que motiva a los compañeros de tropa a formar parte de la misión en todo el territorio nacional. Un ejemplo es Miguel Cevallos, que forma parte de Policías para Cristo en la provincia del Carchi, frontera con Colombia.

Cevallos comenta que “nosotros podemos dar nuestra vida, ayudar a la gente, a la comunidad. Ser Policías pero con Cristo, con esperanza con una palabra viva para ayudar a los más necesitados”.

Desde el día que recibió a Cristo en su vida, las prioridades de Miguel cambiaron. Una vez que termina su jornada laboral en la institución policial, su deseo es llegar a casa para abrazar a su esposa e hija.

“Siempre hay un policía, aparte de que está para ayudarle a la comunidad, podemos también dar una palabra de esperanza, de esa palabra que Dios nos ha regalado y que ahora permanece en nuestro corazón”, dice este oficial.

Este hogar aprendió a compartir sus experiencias del día y a refrescar su tiempo con alabanzas. Y la palabra de Dios en su ministerio. Miguel Cevallos, es cabo segundo de la policía y parte de los denominados “Caballeros de la Paz” que llevan un mensaje de renovación y transformación cristiana. “La policía también es para Cristo”, comenta.

Policías para Cristo cuenta con el aval del ministerio del Interior de Ecuador desde diciembre de 2011. El acuerdo busca la implementación del servicio cristiano en la institución policial a nivel nacional.

Como una puerta para que uniformados y sus familias sean parte y puedan contribuir en la obra del evangelio.

Fuente: http://www.cbn.com/mundocristiano/

Comentarios de Facebook

Comentarios

Publicar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*