Musulmana lee la Biblia para confrontar cristianos y se rinde a Cristo

Rita Chaima actualmente se la conoce por su carisma, su profunda felicidad y su enorme satisfacción en Cristo, quien cambió su vida inesperadamente.

Pero esta forma de ser y sentir no era la habitual. Chaima fue criada como musulmana y desde temprana edad luchó contra la depresión, que la llevó a pensar en el suicidio en varias ocasiones.

Su testimonio impactante fue publicado en un nuevo documental llamado “In His Fights”, producido por un ministerio llamado “The Last Reforma” (“La última Reforma”).

“Yo veía un mundo cruel y no quería formar parte de él”, recuerda Chaima.
Tuvo tres intentos de suicidio. “Yo estaba usando drogas, fumaba cualquier cosa … Sólo quería destruirme”, explica.

El odio ocupó su corazón y decidió unirse al Estado Islámico, en Siria.
“Yo odiaba a personas que no eran musulmanas, yo quería matarlas”, dice ella.
“Me encanta ver a esas personas sangrando, yo asistía a los videos de decapitación y adoraba aquello”, menciona.

 

Entonces, fue en ese momento cuando algo sucedió. Su madre trajo algunos libros gratuitos para ella, y había una biblia entre ellos. Fue cuando Chaima conoció a Jesús.

“Comencé a leer la Biblia para probar a los cristianos que estaban equivocados”, dice. “Pero era yo quien estaba equivocada, y la gracia de Jesucristo comenzó a tocarme”.

“Yo estaba leyendo sobre cosas como ‘orar por mis enemigos’, ‘amar a mis enemigos’, mientras yo era alguien que quería matarlos ‘, relata. “Intelectualmente, no quería aceptar la verdad de Cristo, pero Jesús comenzó a trabajar en mi corazón”.

No podu más resistir el amor de Jesús, apartir de allí decidió seguirlo.

Su familia primeramente la rechazó. Dejaron de hablarle, y durante meses permaneció sola en su cuarto. “Era como una prisión”.

Si hubiera sucedido esto en su pasado, la depresión la habría vencido. Pero no ocurrió eso. Dedicó su tiempo a leer aún más la Biblia.
“Jesús estaba allí conmigo, él me estaba alentando, el Espíritu Santo estaba realmente allí, lo sentía, lo sabía”, asegura.

Su familia musulmana la abandonó totalmente. Al momento de realizar su bautismo, sucedió algo sobrenatural.

 

“Yo no recuerdo lo que hice, tuve que ver el vídeo de mi bautismo, estaba completamente loca, un demonio se manifestó, no era yo, empecé a chutar a Jon, el pastor que me estaba bautizando”, señala.

Mientras ella se manifestó gritando, Jon continuó ministrando sobre ella, ordenando al demonio salir de allí. Finalmente fue liberada y bautizada.

“Después del bautismo, sentí que ese peso desapareció por completo y estaba muy animada para salir de allí y hacer discípulos”, agrega.

“Empecé a querer hablar de Jesús para todos, incluso para las personas que intentaron llevarme al terrorismo. Yo quería ir a verlos, decirles que estaban equivocados y que el verdadero amor está esperando por ellos”, relata.

Actualmente, dedica sus días a viajar con el equipo del evangelista Peter Ahlman, compartiendo su testimonio dondequiera que vaya.

Fuente Guíame

 

Comentarios de Facebook

Comentarios

Publicar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*