Manny Ramirez reitera que está con Dios

¿De qué le sirve a un hombre ganar el mundo entero y perder su alma? La frase bíblica anterior está contenida en el libro de Marcos 8:36, pero fue la punta de lanza que abrió el corazón del jonronero Manny Ramírez y que le hizo cambiar su vida de forma radical.

“Tenía muchos amigos, el día que dije que me retiraba, en menos de 24 horas se me fue todo esoÖ El Señor es el camino, para nosotros aprender a valorar nuestra familia, nuestros hijos, nuestras amistades, nuestro pastor, nuestro líder; porque ahora en estos momentos es que yo estoy aprendiendo a ser un padre,  yo no le dicaba tiempo a mis hijos, a mi familia, siempre andaba en la calle con mis amigos, en discotecas, en alcoholÖ”, narra Manny en un video que se ha convertido en viral y recorre el mundo a través de las redes sociales.

 Luego de alcanzar la fama, sin importar los cientos de millones de dólares que produjo su carrera beisbolera, su casa, su familia y su vida particular eran un desastre al punto de caer en grandes escándalos que lo sacaron del béisbol y en una ocasión se vio tras las rejas, en la cárcel y luego sin opción de ver a sus hijos.

 “Le doy gracias al Señor, una vez me miré al espejo y dije: Señor yo necesito un cambio en mi vidaÖ (pausa el dialogo bajo sollozos) Tuve un problema con la liga por cosas de drogas, con mi esposa, fui a la cárcel, no podía ver a mis hijosÖ Fue en ese momento que me miré al espejo y dije: Señor, yo tengo que cambiar, di el primer paso, acepté al señor y estamos aquí tirando para adelante.

Hoy día Manuel Arístides Ramírez Onelcida, mejor conocido en el mundo deportivo como Manny Ramírez, retirado del bullicio de la fama afirma recuperó su familia y su paz personal al aceptar la religión protestante.

La heroína
Su esposa Juliana,  con quien se casó en 2001 y procreó a Manuelito, Lucas y Manny Ramírez Jr., afirma es la heroína de esta historia y de su matrimonio, el cual iba patas arriba, pero que ahora cuenta con la gracias de Dios.

“Mi esposa estuvo siempre conmigo, apoyándome, diciéndome que sabía que yo iba a cambiar, nunca me puso a un lado, siempre yo era primero, he tenido la gloria de allá fuera, ahora buscamos la gloria del Señor, cuando tu tienes una relación con Dios, el Señor te guía. Tu puedes aceptar al Señor y te vas a multiplicar todo lo que tu tienes”, resalta.   

CARRERA BRILLANTE
Reconocido como uno de los mejores bateadores contemporáneo de las Grandes Ligas, el jardinero y bateador designado de los Indios de Cleveland, Medias Rojas de Boston y Dodgers de los Ángeles, dice que todo lo que ocurrió fue lo mejor porque encontró la verdad.

“Yo solo doy gracias al Señor por todo lo que pasó, la suspensión, el problema que tuve con mi esposa que fui a la cárcel, porque si eso no hubiese pasado yo no estuviera aquí quizás yo pudiera llegar a 600, 650, 700 jonrones pero ¿para que? ¿Para que mi alma se pierda?.

Manny, cuenta con 44 años, nativo de Santo Domingo emigró junto a sus padres a Nueva York en 1985 convirtiéndose en una estrella de las Grandes Ligas que conectó 555 cuadrangulares, bateó .312 y empujó 1831 en una carrera de 15 años.

Fuente

Comentarios de Facebook

Comentarios

Publicar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.