La lectura de la Biblia cambia nuestra manera de pensar y actuar

La Biblia es la guía perfecta que transforma la vida de los seres humanos. Parte de la transformación que ésta genera nos hace más sensibles a los siguientes aspectos.

1 . Nos permite reconocer que no somos mejores que los demás

Cuanto más leemos la Biblia, nos daremos cuenta de todo lo que nos falta por llegar a la estatura de Cristo. Al darnos cuenta de lo profundamente erróneos que estamos nos hace ver a otros con más compasión, porque nos acordamos que son seres humanos como nosotros, pecadores necesitados del perdón y de la gracia de Dios. Ver a otros en igualdad a nosotros, nos mueve en una trayectoria de amor, la tolerancia, y nos volvemos menos propensos a pronunciar un juicio sobre alguien.

2 . Nos permite desarrollar la humildad

El apóstol Pablo dice que debemos ver nuestros pecados como peor que cualquier otra persona, y que debemos vernos como ejemplos de cómo Dios es paciente con la gente que no puede caminar junto a él. Somos un ejemplo vivo de alguien que sabe cómo poner a prueba la paciencia de Dios, y mis pecados son tan malos como podrían ser los de cualquier otra persona. Si queremos invitar a la gente a experimentar a Jesús debemos hacerlo con humildad.

3 . Nos ayuda a sensibilizarnos con la necesidad de justicia para los pobres y oprimidos.

Toda la Biblia nos enseña a cuidar de los pobres y oprimidos. Dios quiere que cuidemos, sirvamos y amemos a los que están en necesidad.

4 . Nos ayuda a re-pensar nuestra posición en cuanto a la  “redistribución de la riqueza”.

Publicidad

La redistribución de la riqueza material está en la Biblia y en realidad es idea de Dios. En la vida de Jesús vemos decirle a alguien que debe “vender todo y darlo a los pobres”. Los primeros cristianos practicaban en realidad esta redistribución de la riqueza. El libro de los Hechos nos dice que no había pobres entre ellos. Rechazaron la propiedad individual, dieron su riqueza para el liderazgo que, a su vez, era redistribuida de acuerdo a la necesidad. No había ningún programa de pruebas de drogas obligatorias, sólo la asistencia según las necesidades.

5 . Nos enseña a mostrar misericordia

El profeta Miqueas dice que “amar la misericordia” es en realidad algo que Dios “requiere” de nosotros. Jesús nos dice que la justicia y la misericordia son las partes “más importantes” de la ley de Dios.

6. Nos enseña a tratar a los inmigrantes

A Dios le importa la forma en que tratamos a los inmigrantes y cuanto más leemos sobre el corazón de Dios hacia los extranjeros, más nos damos cuenta de que como cristianos somos responsables delante de nuestro Señor de nuestro trato hacia ellos.

7. Nos enseña a cuidar el medio ambiente.

El mandato original de Dios para la humanidad fue cuidar de la creación – fuimos diseñados para y se nos dio la tarea de ser los conservadores ambientales.

8. Nos enseña que el amor es el fundamento de la cristiandad

Dios no nos juzga por si tenemos o no toda nuestra doctrina correcta, sino por si conseguimos “amarnos unos a otros”. Jesús dijo que el amor sería la carta de presentación de sus seguidores, y que otros se darán cuenta si en realidad estamos siguiendo sus enseñanzas por el amor que tengamos unos a otros.

¿Cómo ha sido tu experiencia al leer la Biblia? ¿Similar o diferente?

cristianos.com

Comentarios de Facebook

Comentarios

Publicar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*