Reflexión | La Fe

Cuando hablamos acerca de la salvación, cuando hablamos acerca del Evangelio, siempre estamos hablando de la fe y eso nos lleva a ¿Qué es la fe? ¿Cuál es la esencia de la fe? ¿como debemos entender la fe?.

Panorama General de Hebreos

Las personas a las que se había escrito Hebreos entendían que ellos necesitaban ahora continuar viviendo por fe y que esa fe debía ser colocada en el Evangelio, en la persona que está en el corazón del Evangelio, esto es el Señor Jesucristo.

Es por esa razón que el mensaje de los primeros diez capítulos es: “Crean en Jesucristo, pongan su fe en El, El es, en todo sentido, superior.”

La superioridad de Cristo como consumador y la esencia de la fe:

  1. Jesús como revelación superior 1:1-4
  2. Jesús superior a los ángeles 1:4-14; 2:5; 2:16
  3. Jesús superior a Moisés 3:2-6
  4. Jesús superior a Josué 4:8
  5. Jesús superior sacerdote 5:5-10; 6:20; 7:1-27, 8:1
  6. Jesús superior a los pactos 7:22; 8:6, 13; 9:9,14,15
  7. Jesús superior a todos los hombres de fe 12:2; cáp. 11
  8. Jesús nos da superior confianza para acercarnos a Dios 10:19-22
  9. Jesús superior a la ley 7:19

Además, en hebreos encontramos por lo menos cuatro advertencias antes de llegar al capítulo 11 y este capítulo constituye, por así decirlo, otra advertencia. Y estas advertencias son dadas a judíos no cristianos que están participando de esta comunión. Aparentemente, están convencidos intelectualmente acerca del Evangelio, entienden la verdad del Evangelio en sus mentes, comprenden el poder de la prueba de esa verdad mediante los milagros y señales y maravillas que fueron llevados a cabo por Cristo. Podríamos decir que ellos están convencidos intelectualmente, que están sentados a la orilla de esta comunión de judíos cristianos, pero realmente nunca han llegado a Cristo.

Estas advertencias son:

  1. No desviarse de “las cosas que hemos oído” (2:1-4)
  2. Creer a la “voz” de Dios (3:7-14)
  3. No descuidar nuestro fundamento (5:11 6:20)
  4. Menospreciar “el conocimiento de la verdad” (10:26-39)

En resumen, la advertencia es: “Ven de manera total al nuevo pacto. Ven a Cristo. Ven a la fe.

La fe en Hebreos:

  1. Total confianza del hombre en Cristo
  2. Creer en las cosas prometidas por Dios, no basándose en las experiencias físicas. Es vivir en base a lo que Dios dijo.

La fe es la confianza sustancial en la realidad de algo que todavía no es cumplido. La fe da sustancia de presencia a algo que es futuro. como este capítulo 11 nos lo muestra, en tiempos del Antiguo Testamento todos los santos, hombres y mujeres, no tuvieron nada más que las promesas de Dios… ninguna evidencia visible de que la promesa mesiánica vendría y se volvería verdad. Y sin embargo, las promesas eran tan reales y la revelación de estas promesas en las Escrituras eran tan confiable, que la gente hizo que su vida entera esperara en ellas. Todas las promesas del Antiguo Testamento eran relacionadas con el futuro. Eso es lo que dice al final del capítulo. Esas personas que ejercieron esta fe, ejercieron fe en lo que fue prometido que no recibieron. Heb 11:39

En nuestro contexto de hoy, la fe es una capacidad dada por dios para confiar en el futuro que Dios nos ha prometido. Cuando hablamos de la fe, estamos hablando acerca de confiar en lo que Dios ha dicho, es más bien creer en esa promesa que es presentada en las Escrituras en toda su gloria y en todo su detalle que le ha sido dada a todo verdadero creyente.

Hebreos 11:1-3

Es, pues, la fe la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve. Porque por ella alcanzaron buen testimonio los antiguos.

Por la fe entendemos haber sido constituido el universo por la palabra de Dios, de modo que lo que se fue hecho de lo que no se veía. Salmos 33:6, Juan 1:3

Es lo que nos permite acercarnos a El, Heb. 10:22, 39

Es sobre ella que descansa nuestra salvación Rom. 8:24-25

Efesios 2:8-9 La fe es fuerte, es un regalo de Dios que nos permite confiar en las escrituras, y al confiar en las escrituras, confiar en el evangelio en las Escrituras y de esta manera confiar en Cristo como salvador.

Usted canta y ora y alaba y actúa y vive y obedece y da testimonio porque esta realidad que que usted espera le da peso en la actualidad a su vida, sustancia. Ya que en este mundo caído no opera la fe, más bien lo visible, lo carnal. La fe va en contra de su propia carne. Entonces, ahora que usted cree estas cosas y usted ha puesto su confianza en Cristo y ahora está viviendo una vida basada en las promesas para el futuro que usted no ha visto todavía, que tienen tanto peso que controlan su vida, ¿qué hace usted? Usted vive su vida como cristiano luchando contra la carne, la cual es su expresión natural, usted restringe la carne, usted refrena la carne, usted limita los placeres, usted lucha con sus estado caído. Usted resiste el pecado. Usted huye de él. Usted se aleja de él. ¿Por qué?

Porque usted entiende que hay recompensa futura y un deseo futuro de venir ante el Señor y darle honra a su nombre por la vida que usted vivió. Entonces, usted literalmente ha traído sustancia a su vida por las cosas que usted espera para el futuro.

La fe en el presente en base a las promesas para el futuro. Así como vivimos nuestras vidas como cristianos. Esto es lo que significa vivir pore fe. La fe llena el Corazón. La fe provee al corazón un apoyo firme en las promesas reveladas de Dios. La fe cree en Dios, cree en Dios como es revelado en las Escrituras y esa fe, dicen las Escrituras, es un ancla. Heb. 6:9

Es la sustancia que se convierte en convicción, porque es convicción lo que básicamente define como usted vive,usted puede saber que algo es verdad, pero hasta que ese algo se convierta en una convicción, usted realmente no lo implementa en acciones. Entonces, tenemos sustancia que ha llevado a convicción.

Por ejemplo, tomando la idea del capítulo , ¿qué lo haría usted construir un barco en un desierto, porque se le dijo que va a llover cuando nunca antes ha llovido en la historia del mundo? ¿Una convicción? tendría que haber sido algo más que tan sólo un tipo de esperanza porque habría pasado 120 años construyendo el barco. ¿Podría imaginarse usted construir un barco como Noé lo hizo durante 120 años en el desierto y enfrentando la burla de sus vecinos?

Noé creyó en Dios y debido a eso, Dios le concedió justicia y Dios cumplió todo lo que había prometido, pero lo libró a el y a su familia.

Todo el resto de la gente enunciada en este capítulo; creyeron en Dios y fueron aprobados por todos los que los conocieron. El registro del Antiguo Testamento es un testimonio de su fe. Confiaron en lo que no podían ver.  Vivieron sus vidas en base a promesas que Dios hizo y ciertamente Dios aprobó eso;  y fueron honrados de manera apropiada por personas del pasado e inclusive, permanecieron siendo héroes de la fe.

Continuará…

Comentarios de Facebook

Comentarios

Publicar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*