JUCUM muestra a Cristo a través de Chocolate de Amor

Tratados, oración, alabanzas, chocolate, pan y amor: es lo que el Ministerio Juventud con una Misión (Jucum) entrega cada jueves en la mañana a las personas que pasan frente a la parada del Metro del kilómetro 9 de la autopista Duarte.

Decenas de jóvenes sonrientes y dispuestos reparten pan y chocolate a las personas que presurosas se dirigen a pie, en vehículos y en el Metro a diversos destinos desde ese punto de la capital.

Sin contener la emoción por liderar ese proyecto de evangilización, Omayra Álvarez, directora de Jucum en República Dominicana, narra que una de las estrategias que utilizan para expandir el evangelio es repartir el “Chocolate del amor”.

Todo comenzó un martes cuando oraban por las naciones en un devocional matutino.chocolate de amor

“Yo sentí fuertemente en mi corazón dar en la necesidad, porque no era un buen día; no había muchas cosas para comer en la casa donde estábamos”, añadió.

En ese momento Omayra tiene una visión en que se veía con los chicos en la calle dándoles vasos a las personas. Al compartirlo con el grupo, de inmediato asumen el reto de salir a evangelizar.

Culminado el devocional, en la oficina reciben una llamada para informarles que se habían ganado en un rayadito 1,800 gramos de una marca de leche por todo un año, y una joven voluntaria que estaba de visita decidió donar los carteles. Desde ese instante comprenden que era chocolate lo que debían dar.

Al otro día, ya estaban en el kilómetro 9 de la autopista Duarte repartiendo tratados y el “chocolate del amor”.

“Cada semana es un reto, en todos los sentidos, pero aquí cada uno aporta para que el chocolate del amor sea una realidad. Veo esta iniciativa como una motivación a las iglesias para que salgan a dar y así cambiar la mentalidad de que solo salimos a pedir”, manifestó Omayra.

Cada lunes se encargan 1,300 panes, los cuales llegan los miércoles, y en medio de adoración y oración son envueltos en servilletas, esperando que cada vida pueda ser bendecida al ingerir los alimentos.

 El jueves se levantan a las 4:00 de la mañana para prepararse, orar y montar todo en un vehículo, pues a las 6:30 deben partir hacia la parada del Metro, donde se mantienen hasta cerca de las 9:00 de la mañana. 

Atracción
El chocolate del amor ha atraído a jóvenes de otras iglesias que comparten cada jueves con Jucum.

 “Es tiempo de mostrar a Cristo, debemos hacer las cosas con excelencia y creatividad para Dios.  Usar ambas manos, con una mostramos a Cristo y con la otra satisfacemos las necesidades de la comunidad”, expresó Omayra.

Juventud con una Misión es una organización internacional con presencia en 180 países, cuyo objetivo principal es dar a conocer a Dios y divulgar el evangelio de una manera creativa e integral.

“Nos enfocamos en las personas. Nadie es tan pobre que no tenga algo que dar, ni tan rico que no necesite algo. Creemos que el vacío existencial de muchas personas solo lo llena Cristo, cuando él cubre una vida la completa”, indicó Omayra.

Jucum funciona en el país desde 1980 con nueve ministerios en los que participan decenas de jóvenes que han visto primero sus vidas transformadas y también las de cientos de personas que han impactado con sus diversos programas. Desde esos ministerios aportan a orfanatos de niños discapacitados y construyen sus casas a personas de escasos recursos.

Algunos de los niños de la calle que pululan alrededor de la parada María Montez del Metro de Santo Domingo han sido integrados a las actividades por los jóvenes y ya los policías de servicio allí observan en ellos una mejor conducta.

Fuente

Comentarios de Facebook

Comentarios

Publicar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.