VÍDEO PREDICA – Identidad robada Dante Gebel

En ocasiones, el nombre que nos dan a lo largo de nuestra vida afecta a nuestra identidad, y cuando nos llaman hispano, viudo, separado, divorciado, ilegal, moreno, petizo, alto, gordo, narigón, burro… eso determina nuestra forma de ser y de enfrentar cada día. Pero el Señor hoy te va a cambiar el nombre, como a Simón lo volvió Pedro, a Saulo lo transformó en el apóstol Pablo, y a Jacob lo llamó Israel, porque tú eres real sacerdocio, linaje escogido, pueblo adquirido por Dios.

Publicidad

Publicidad

Comentarios de Facebook

Comentarios

Publicar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*