Hombre sobrevive 60 horas bajo el mar y afirma que fue un milagro de Dios (Vídeo)

En el mes de mayo de este año 2013, ocurrió un accidente en un barco que se hundió en Nigeria,  en ese momento no tenía ningún impacto importante.

Sin embargo, el vídeo del rescate que fue lanzado esta semana por los medios del mundo le ha ganado el nombre de “Video del Año”.

La razón es que mientras el buceador buscaba 12 cuerpos de personas que se ahogaron, sorprendentemente se encontró que el cocinero de la nave estaba vivo.

Okene Harrison, de 29 años, estuvo tres días respirando el oxígeno de una burbuja de aire atrapado en la cocina cuando el barco se hundió. Sin comer, no tenía líquido disponible y, sin embargo, sobrevivió durante más de 60 horas en el lecho marino.

Cuenta que todo estaba bien en el remolcador “Jascon – 4” hasta que una gran tormenta comenzó a mover el barco de un lado a otro. “Tres chicos se encontraban en frente de mí y de repente el agua venía muy fuerte. Vi el primero, el segundo, y el tercero que iba siendo llevado por el agua. Yo sabía que estos chicos ya estaban muertos”, recuerda.

Las olas arrastraron su cuerpo a lo largo de un estrecho pasaje entre el baño y el dormitorio. Él pasó tres días solo en la oscuridad. “No podía ver nada, pero se dio cuenta de que los cuerpos de la tripulación estaban cerca. Podía oler. Venían peces y comían los cadáveres. Podía escuchar el sonido. Fue un horror”, contaba.

Como era de esperar, el descubrimiento causó un gran susto al grupo de rescate enviado por la petrolera Chevron y empresas de África Occidental, los propietarios de la nave. El interés era sólo para rescatar los cuerpos.
El “Video del Año” se muestra cuando Okene toca la mano del buzo que filmaba de la operación. Después del susto, él habla con el buzo y le cuenta que era el cocinero. Se reían y comentaban “Ellos siempre sobreviven”, en referencia al caso del cocinero que sobrevivió en el hundimiento del Titanic.

Publicidad

Durante los últimos días Okene fue entrevistado por muchos medios de comunicación de todo el mundo. El aprovechó para dar un testimonio de fe. “Oré un centenar de veces. Cuando yo estaba cansado, comenzó a invocar el nombre de Dios. Yo estaba pidiendo su intervención. Comencé a recordar los textos que leí antes de acostarme. En el Salmo 54 al 92. Mi esposa me dejó leer los versos de esa noche cuando me llamo antes de ir a la cama”, dice Okene.

El cocinero dice que no podía dormir y se pasó casi todo el tiempo preocupándose por lo que había sucedido con sus colegas y con lo que podría sucederle a su esposa. Además de tener frío y hambre, Okene le temía a los tiburones o barracudas que podían entrar en el lugar que estaba. También no tenía idea de cuánto tiempo duraría en su “burbuja”.

Comenta incluso escuchó a los rescatistas golpear las paredes, pero nadie lo escuchó. De repente, percibió movimiento próximo a donde él estaba.. “Cuando me di cuenta de dónde estaba, toqué el buzo, se detuvo en su cabeza y él staba sorprendido … él tendió la mano y tocó la mía”, relató.

Su esposa Akpos ahora a su lado, consciente de que no sabía que el barco se había hundido. Había perdido su celular en esos días y nadie podía ubicarla. “Sólo atribuimos todo a la gracia de Dios” celebra. El marido resume que “Fue un milagro porque llamé a Dios, Él me escuchó y me ayudó.”

noticiascristianas.me

Comentarios de Facebook

Comentarios

Publicar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*