Familia escapa del Estado Islámico tras leer Biblia por casi 10 horas

AUSTRALIA.-  La palabra de Dios hizo la diferencia entre la vida y la muerte para la pareja Fadia y Rafi Eskeif, dos de los 30 refugiados de Siria a quienes se les obsequió biblias árabe-inglesas en Sydney (Australia) esta semana.

Las biblias se pusieron a disposición de los refugiados recién llegados de Siria e Irak a través de Anglicare y de la Sociedad Bíblica de Australia. Para Fadio y su familia, la Biblia fue donde ellos encontraron refugio, cuando fueron amenazados por terroristas vinculados al Estado Islámico, en su ciudad natal de Alepo.

“La Biblia significa mucho para nosotros”, dijo Fadia a la agencia Eternity News a través de un intérprete, después de recibir su Biblia bilingüe en una Iglesia Anglicana de Bankstown, en el suroeste de Sydney. La mujer relató sobre los momentos de tensión en que la relación de ella y de su familia con la Biblia se fortaleció aún más. “Cuando estábamos en Alepo, una organización llamada ‘Friends of Daesh’ (Amigos del Estado Islámico) llegó a nuestro edificio una mañana. Ellos estaban justo fuera de nuestra puerta – mi marido podía verlos por el ojo de la puerta. Entonces, mientras pudimos oírles, empezaron a disparar hacia arriba y gritar: ‘¡Cristianos, los vamos a matar!’”,relató.

Cuando Fadia se acordó de la escena terrible, empezó a llorar; Después de frotarse los ojos, ella continuó contando su historia con una voz abrumada. “Estábamos dentro de casa, con mi hijo, Majd, y nosotros pudimos oír todo esto que estaba sucediendo. Todo lo que teníamos allí con nosotros era la palabra de Dios, entonces nos arrodillamos, oramos y empezamos a leer la Biblia por cerca de ocho horaso quizá hasta más … unas diez horas, yo estaba orando: ‘Señor, simplemente quítalos de aquí para que podamos escapar’, y Jesús nos oyó y ellos se alejaron de nuestra puerta del frente para subir al techo de nuestro edificio, .

Publicidad

“Todavía no podíamos salir, porque los terroristas estaban en el edificio y yo seguía orando: ‘Señor, no sólo los muevas al tejado, sino que sácalos de todo el lugar para que podamos huir’, contó.

Fadia dice que la mayoría de las familias en su edificio tuvieron la sensación de que algo estaba mal y que habían dejado el lugar el día anterior, pero ellos y otra familia cristiana acabaron quedando atrapados allí.

“Entonces, mientras ellos estaban en el techo, conseguí correr a nuestro vecino, otra familia cristiana, y conseguimos consolarnos”, explicó.

Finalmente, el ejército sirio llegó y comenzó a expulsar a los terroristas, permitiendo que la familia de Fadia huyera de la casa de sus padres en una parte diferente de la ciudad. Ellos dejaron todo atrás y nunca regresaron.

Fadia está bastante convencida de que Jesús protegió a su familia de ser muerta aquel día. “Parece que la sangre de Jesús estaba en nuestra puerta, los terroristas estaban justo en el exterior de nuestra puerta y ellos ni siquiera golpearon o intentaron invadir nuestra casa…”, destacó.

Desde ese momento de tensión en 2012, Fadia y su familia quedaron muy asustados para volver a casa. Ellos huyeron al Líbano, donde vivieron y trabajaron durante tres años, Fadia en una tienda de ropa y Rafi como lapidario de diamantes para joyas. Hace unos diez meses, emigraron a Australia, por el programa humanitario especial para refugiados sirios e iraquíes desplazados por la guerra. Pero aún aprendiendo a hablar inglés y desempleados, ellos están luchando para establecerse.

FUENTE 

Publicidad

Comentarios de Facebook

Comentarios

Publicar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*