Dios no se aleja de ti, somos nosotros quienes nos alejamos de Él

Lo cierto es que todo tiene su tiempo, todo lo que sembramos vamos a cosechar, que en la vida no recibiremos premios ni castigos, sino, las consecuencias de nuestras decisiones… por tanto a Gomer no le fue bien.

El adulterio espiritual

Que doloroso es cuando la persona que tanto amas, no te valora o no reconoce todo lo que haces por ella. La Biblia nos cuenta acerca de las historia de Oseas y Gomer:

«Seguirá a sus amantes, y no los alcanzará; los buscará, y no los hallará. Entonces dirá: Iré y me volveré a mi primer marido; porque mejor me iba entonces que ahora. Y ella no reconoció que yo le daba el trigo, el vino y el aceite, y que le multipliqué la plata y el oro que ofrecían a Baal. Por tanto, yo volveré y tomaré mi trigo a su tiempo, y mi vino a su sazón, y quitaré mi lana y mi lino que había dado para cubrir su desnudez». Oseas 2:7-9

Gomer, era una mujer adúltera, quién a pesar de que su pareja le había dado otra oportunidad decidió irse tras sus amantes, sin reconocer que era su esposo el que siempre le dio lo mejor, tanto a ella como a sus hijos. Lo fuerte de esta historia es que Dios compara a su pueblo con ésta mujer adúltera y dice: ¡Así eres tú!

Lo cierto es que todo tiene su tiempo, todo lo que sembramos vamos a cosechar, que en la vida no recibiremos premios ni castigos, sino, lasconsecuencias de nuestras decisiones… por tanto a Gomer no le fue bien.

“Pero vuestras iniquidades han hecho división entre vosotros y vuestro Dios, y vuestros pecados han hecho ocultar de vosotros su rostro para no oír.” Isaías 59:2

Muchos como ésta mujer, dejan su primer amor y se inclinan ante estatuas,imágenes, vírgenes o santos hechos a mano u otro ídolo para adorar y otros para darle gracias, sin reconocer que la bendición viene del único Dios verdadero. Ésta actitud no solo le duele, sino que te aparte de Él. Recuerda que Dios no se aleja de ti, somos nosotros quienes nos alejamos de Él y de su bendición.

“Pero he aquí que yo la atraeré y la llevaré al desierto, y hablaré a su corazón.”Oseas 2:14

Sin embargo a pesar de todo, Dios sigue dándote otra oportunidad. Si estás pasando un tiempo de desierto creo que es un buen momento para examinarte y hablar con Dios. Tal vez no te has postrado ante una imagen pero es posible que otro ídolo esté ocupando el lugar que solo a Él le corresponde. ¡Acércate! ¡No importa cuál fue tu falla, Dios sigue dándote una oportunidad!

¡Recuerda que siempre debes reconocer quién te dio todo y darle gracias!

Por: Shirley Chambi

Comentarios de Facebook

Comentarios

Publicar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.