PREDICA: Dante Gebel | Ansiedad

Si no te ríes a menudo, si ya no disfrutas el sol, si ya no silbas mientras caminas, si la felicidad ajena te molesta, es muy probable que sufras de ansiedad.

Cuando tienes ansiedad agrandas los problemas y vives preocupado y con miedo por cosas que nunca van a pasar. Pero debes confiar en el Señor y guiar tu vida por las palabras que escribió Pablo a los filipenses: ‘no se inquieten por nada’.

Piensa todo lo verdadero, lo respetable, lo justo, lo puro, lo amable, lo que es digno de admiración y elogio, y la ansiedad se irá y vendrá una paz que sobrepasa todo entendimiento. Un mensaje para atesorar.

Comentarios de Facebook

Comentarios

Publicar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.