Análisis y revelaciones sobre el Suicidio. Es pecado si o no?

En días pasado escuche una entrevista muy controversial de dos exponentes del evangelio, el Dr. Miguel Núñez y el Dr. MacArthur. se contradijeron ellos mismos con respecto al Suicidio en una parte dicen que es un Pecado Mortal pero en otra parte dicen que cuando una persona entra a un estado depresivo el suicidio es perdonado. Quiero explicar a estos grandes exponentes del evangelio que aquí se equivocaron, de una manera extraordinaria. No quiero parecer de hacer leña del árbol caído, A raíz de la Biblia le podemos demostrar que pasa con la gente que comete SUCIDIO.

La Biblia menciona cuatro personas específicas que cometieron suicidio: Saúl (1ª  Samuel 31:4), Ahitofel (2ª Samuel 17:23), Zimri (1ª Reyes 16:18), y Judas (Mateo  27:5). Ellos fueron hombres crueles, malvados, pecadores. La Biblia ve al  suicidio igual que al asesinato – eso es lo que es – asesinarse uno mismo. Dios  es quien va a decidir cuándo y cómo va a morir una persona. De acuerdo con la  Biblia, tomar ese poder en sus propias manos, es blasfemia contra Dios.

Recuerde: Las opiniones particulares fuera de la palabra de Dios no puede ser tomadas como palabra de Dios, la gente puede tener un concepto propio y una propia interpretación Bíblica de lo que cree, pero cualquiera que traiga algo diferente a la palabra de Dios sea llamado Anatema..

Sin embargo, la Biblia, aunque no nos dice específicamente qué sucede a una persona que se suicide, sí nos dice el suicidio es un pecado. Es un pecado porque el suicidio es un pecado que no ha sido confesado ante Dios y es un pecado que no se le ha pedido al Padre que lo perdone en el nombre de Jesús. Es un pecado que el pecador no tuvo tiempo de, EN VIDA, confesarlo, arrepentirse y pedir perdón por él.

Una persona que decida suicidarse pensando que Dios le perdonará porque tal vez Dios entienda las razones extraordinarias que motivaron el suicidio en realidad está tomando un riesgo inmenso. Esa persona está apostando a la ruleta rusa con su destino eterno.

Los líderes cristianos nos vemos enfrentados con situaciones difíciles como estas cuando se nos pide que oficiemos un sepelio de una persona que se suicidó. ¿Qué decirle a la familia? ¿Cómo darles esperanzas? ¿Cómo ser consistente con la Palabra y al mismo tiempo sensible al dolor de la familia del suicida?

La verdad es que cualquier líder religioso que asegure a la familia de un suicida que esta persona está en el cielo, ¡Está mintiendo! Ninguna persona puede garantizar que un suicida alcanzó la salvación.

Cuando hacemos daño a nuestro cuerpo, estamos haciendo daño al “templo del Espíritu Santo, que es nuestro cuerpo”.

Publicidad

La misericordia de Dios es para siempre, pero nosotros, los líderes religiosos no somos administradores de esa misericordia.

La Palabra es enfática:

“Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados y limpiarnos de toda maldad. Si decimos que no hemos pecado, lo hacemos a él mentiroso y su palabra no está en nosotros.” 1 Juan 1:9-10

La palabra clave en estos enfáticos versículos es “confesar”. Para confesar se necesita una decisión volicional y se necesita ESTAR VIVO para tomar esta decisión.

En Éxodos 20:13 se nos dice: “No matarás”. Eso incluye no matar a su propia persona. Cuando nos matamos a nosotros mismos, cuando nos suicidamos, nosotros estamos pecando contra uno de los principales y más prominentes mandamientos en toda la Biblia.

¿Es el suicidio un “pecado de muerte”?

Si morimos sin haber confesado un pecado como este, que es un pecado de muerte, podemos casi garantizar que no alcanzaremos el cielo después de haberlo cometido. 

“Si alguno ve a su hermano cometer pecado que no sea de muerte, pedirá, y Dios le dará vida; esto es para los que cometen pecado que no sea de muerte. Hay pecado de muerte,  por el cual yo no digo que se pida.  Toda injusticia es pecado, pero hay pecado no de muerte.” 1 Juan 5:16-17

Aquí la Palabra nos dice que hay pecados que son de muerte, lo que significa que son pecados que tan pronto los cometemos, estamos separados de Dios y por tanto, hasta no arrepentirnos de ellos y confesarlos, hemos perdido la salvación y en caso de morir mientras estamos en estos pecados, no alcanzaremos el cielo.

No tengo ninguna duda de que matar, cometer adulterio, cometer fornicación y otros del tipo, son pecados de muerte. Cuando usted se suicida, usted ha cometido un “pecado de muerte” contra usted mismo.

la gente tiende a creer las cosas que le dicen los conferencistas fuera del contexto de la Biblia.. lo que exponen ellos de que el suicido no es pecado.. eso es Herejía.

Mire este Video esta Claro:


Respuesta de Yiye Avila con respecto al Suicidio

Fuente: Ministerios AntesdelFin | MinisteriosCiudadanosdelReino

Comentarios de Facebook

Comentarios

Publicar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*