8 razones por las que algunas iglesias nunca crecen

En Estados Unidos, si bien es cierto que cada año se establecen miles de iglesias nuevas, también cada año miles se ven obligadas a cerrar sus puertas. Aunque no hay un directorio oficial, El Hartford Institute estima que hay aproximadamente 335,000 congregaciones religiosas en todo Estados Unidos.

Sin embargo, el cierre de los templos es una situación preocupante, especialmente cuando estamos viviendo en un mundo en crisis que  reclama a gritos la presencia de Dios. Sobre este particular, Perry Noble, pastor fundador de la iglesia NewSpring Church en Anderson, Greenville y Florence, en el estado de South Carolina opina que  el problema es que “Muchas veces estamos tan preocupados por ofender a la gente que realmente ofendemos a Jesús”.

Noble escribió en su blog las siguientes ocho razones, que según él, son las causas de que las iglesias no estén creciendo.

1. La visión no es clara

Si la gente no sabe a donde se supone que va una iglesia… va a tratar de ir a todas partes y, finalmente, no terminarán en ningún sitio. (Un interesante experimento sería preguntar a la gente el próximo domingo en su iglesia, “¿Cuál es nuestra visión” y vea si las respuestas que da la gente son las mismas o diferentes).

 2. El enfoque en tratar de complacer a todo el mundo

No hay iglesia en el planeta que pueda hacer  felices a todos cada semana … y … conforme a las Escrituras esta no se supone que deba ser nuestra obsesión. Demasiadas veces nos sentimos tan preocupados por ofender a la gente que realmente ofendemos a Jesús.

3. Liderazgo sin pasiones

Cuando un líder hace lo que él / ella hace por un sueldo y no por su su pasión … se acabó. Se necesitan hacedores de cambios, no tomadores de cheques de salario. Y también … es difícil ser un apasionado de un lugar cuando el  promedio de personas que permanece en una iglesia es de dos años o menos.

 4. Fabricación de Energía

Si un programa ha muerto en una iglesia … entonces necesita un funeral y la gente necesita seguir adelante. Invertir tiempo, energía y dinero en algo que está muerto no lo revive. Celebremos el hecho de que el programa tuvo su día … y luego sigamos adelante. Dejemos de tratar de animar a la gente sobre eventos que ni nosotros  asistiríamos a menos que fuéramos parte del staff.

 5. La falta de oración

Muchas veces trabajamos tan duramente para poner nuestras ideas en conjunto que realmente pensamos que no hay necesidad de que el poder sobrenatural de Dios tome participación. La oración no debe ser el amuleto de la suerte que colocamos al principio o al final de lo que hacemos … sino que debe ser nuestra desesperación constante para ver a Dios hacer lo innegable entre nosotros.

 6. Falta de voluntad para tomar riesgos

Cuando nuestra atención se vuelve a jugar a lo seguro en lugar de hacer todo lo posible para llegar a la gente lejos de Dios … se acabó. En ninguna parte de las Escrituras Dios le pidió a alguien que hiciera algo que no implicara un  momento de dificultad. Tenemos que estar dispuestos a aceptar la incertidumbre, si queremos ver lo increíble.

7. La desobediencia a las Escrituras

Mateo 28:18-20, Marcos 16:15, Lucas 24:48, Juan 20:21, Hechos 1:8, II Corintios 5:16-21, Lucas 19:10 … Podría seguir y seguir … pero debemos entender que Jesús no vino a la tierra, para vivir aquí por 33 años, dar su vida por nosotros y luego volver al cielo para interceder por nosotros para que nosotros pudiéramos entrar en pequeños círculos para hablar de nosotros mismos y condenar a los que son “tan buenos” como nosotros. Estamos llamados alcanzar a la gente para Dios ¡y punto!

8. Las actitudes egoístas

Mateo 20:28 dice todo … y si vamos a ser más como Jesús tenemos que servir a los demás en lugar de esperar que la iglesia sea nuestro servidor todo el tiempo. Cuando una persona (o grupo de personas) se niegan a aceptar que una llamada a seguir a Jesús es una llamada a servir … entonces hemos perdido de vista quién es Él y cuál debe ser nuestra función evangelizadora.

Perry Noble es el pastor fundador de la iglesia NewSpring Iglesia en Anderson, Greenville y Florencia, Carolina del Sur. Con tan sólo nueve años de establecida, los promedios de asistencia a la iglesia son de más de 10.000 personas durante los servicios de fin de semana y está poniendo en marcha otra escuela en Columbia, Carolina del Sur.

Via cristianos.com

Comentarios de Facebook

Comentarios

Publicar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*